No dejes que tus miedos te paralicen

afronta los miedos

Casi todos, en distintas fases de la vida, pasamos por ciertos miedos. Hay miedos inexplicables, hay otros que aunque parezcan absurdos nos dañan igual o más que los miedos importantes, etc. Sea cuál sea tu miedo, vamos a darte una serie de pautas a seguir para poder mirarlos a la cara directamente y enfrentarlos. No dejes que tus miedos te paralicen, no dejes que se adueñen de tu vida.

Vamos a ser claros contigo: la única manera de superar los miedos es enfrentándose a ellos directamente. ¿Y cómo? Exponiéndose al temor. No hay más recetas, no hay milagros que consigan hacer desaparecer el miedo de tu vida. Tienes que afrontarlos directamente, y a base de exponerte a ellos una y otra vez, irán remitiendo.

Pongamos el ejemplo más socorrido de todos: La persona que tiene miedo a hablar en público. ¿Cuáles crees que son los pensamientos que tiene esta persona para no afrontar su miedo?

  1. No lo haré bien.
  2. Me paralizaré y quedaré en ridículo.
  3. Tartamudearé por la presión y los nervios.
  4. Me quedaré en blanco, etc.

Como veis, esta persona sólo tiene pensamientos negativos acerca de la situación. No tiene ningún pensamiento motivador que le anime a hacerlo, a dar el paso de afrontar su miedo. Es por esta razón, que posterga el momento de hablar en público infinidad de veces.

¿En qué crees entonces que está nuestro error? Únicamente en nuestros pensamientos. Si vamos diciéndonos a nosotros mismos que no seremos capaces de hacerlo, por supuesto que no lo haremos. Es por esta razón por la que tienes que trabajar la confianza hacia ti misma (tú puedes hacerlo y eres totalmente capaz como cualquier otra persona) y motivarte una y otra vez. Cuanto más te digas a ti misma que no puedes con tu miedo, más grande se hará este y cada vez será peor de afrontar.

Desde Mujer Cosmopolita te animamos a afrontar tu miedo. No le des la espalda, seguirá ahí cuando te vuelvas; afróntalo con decisión y entereza, no lo dejes para mañana. ¡Tú puedes con todo!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *