¡No cometas estos errores al aplicar el sérum!

Errores a la hora de aplicar el sérum

Aplicar el sérum en nuestra piel es una de las rutinas que debemos llevar a cabo cada día. El motivo es porque cuenta con más principios e ingredientes beneficios que una crema hidratante básica. Esto hace que pueda actuar mucho más y mejor, de manera que los resultados sean visibles de un modo más rápido.

Dicho esto, si bien sabemos que es algo que hacemos de manera natural, ¿Sabes si lo estás haciendo de la manera correcta? Porque hay una serie de errores al aplicar el sérum que debemos evitar. Por si no los conoces, no está de más que eches un vistazo a todo lo que sigue, porque siempre es buen el poder rectificar a tiempo y dejar así que pueda hacer tu trabajo como nos merecemos.

Pasarte con la cantidad al aplicar el sérum

Es cierto que hay diferentes tipos de productos, para poder cubrir los diferentes problemas de la piel. Uno de los grandes básicos es aplicarlo para tratar la piel seca o bien, para deshacernos de las arrugas. Pero sea cuál sea el problema debes tener bien claro que con poca cantidad tendremos más que suficiente. No es necesario aplicar de más y de este modo, el producto nos durará más de lo que pensamos. Un par de gotas o tres como mucho serán más que suficientes. Las echarás en la yema de los dedos, mucho mejor que directamente hacia la piel.

Aplicar el sérum

Extender el producto arrastrándolo por la piel

A la hora de aplicar el sérum también hay otro punto a tener muy en cuenta. Porque las cremas hidratantes sí que las extendemos con la opción del arrastre, pero en este caso no debe ser así. El sérum necesita más delicadeza y por ello, lo iremos aplicando dando pequeños toques, pero como bien decimos, sin llegar a arrastrar el producto. Puedes hacerlo desde el centro hacia los extremos. Ya sea en la parte de la frente como en las mejillas o incluso el cuello, seguiremos ese paso. Para conseguir estirar un poco la piel de cada zona.

No limpiar la piel

Sabemos que cada noche estamos realmente cansadas, pero limpiar la piel a fondo es otro de los pasos que nunca se nos debe olvidar. Sobre todo si tienes pensado usar el sérum. Este necesita que tu piel esté perfectamente limpia de toda impureza. Una vez que la piel esté totalmente limpia sí que podrás hacer uso de nuestro producto estrella de hoy. Recuerda que mencionamos la noche ante la limpieza facial, pero la mañana también debemos tenerla en cuenta para así, poder hacer dos buenas limpiezas al día.

Cómo aplicar el sérum

El dosificador o goteo toca la piel

No queremos desperdiciar ni una sola gota, y lo entendemos. Por eso, lo que solemos hacer es llevar el dosificador más cerca de la piel y terminar tocándola. Pues no, es otro de los errores más comunes que puede contaminar el producto. Así que, tal y como hemos comentado antes, lo mejor es que apliques un par de gotas sobre las yemas de los dedos y que estas vayan dando pequeños golpecitos sobre tu piel. Solo así conseguirás el efecto que deseas de luminosidad e hidratación.

Aplicar una crema justo después del sérum

Sí, puedes aplicar tu crema hidratante después del sérum, pero ojo, este necesita un tiempo prudencial antes de dar ese paso. Es decir, que tras la aplicación del sérum, necesitas que la piel haya absorbido bien todo el producto. Así que, necesitas esperar un par de minutos o incluso menos. Pero es necesario para que haga todo el efecto que necesitamos. Una vez totalmente seco, es el momento de poder apostar por tu crema de siempre para completar el proceso de belleza. ¿Cuáles de estos errores sueles cometer el aplicar el sérum?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.