Mucha sed, ¿cuándo debemos alarmarnos?

razones de tener mucha sed

Tener mucha sed puede ser algo común. Ya que siempre, y antes de alarmarnos, debemos pensar en lo que nos ha provocado esa sed. Siempre hay una serie de motivos y entre los más frecuentes están todos aquellos que no reportan ningún tipo de problema a mayores. Por eso, es un buen momento para hablar de todos ellos.

Cuando nos ocurre algo así en nuestra vida, tendemos siempre a preocuparnos en exceso. Pero como estamos comentando, no siempre debemos llevarlo todo a un extremo. Simplemente, cuando el cuerpo nos dé las señales precisas y todo ello, es lo que vamos a comentar hoy. ¡No pierdas detalle!

Tener mucha sed

Cuando notamos esa sensación de que tenemos mucha sed, siempre debemos pensar en las posibles causas que nos han derivado a ello. Por eso, después de hacer un ejercicio intenso, es algo habitual. Del mismo modo, cuando la temperatura es elevada o estamos en la playa y piscina, también es un factor que entre como común. Pero no solo en ese momento, sino que es habitual llegar a casa y seguir con sed hasta que no consigamos calmar el cuerpo. Lo podemos hacer a través del agua o bien de infusiones frías. La cuestión es darle al cuerpo todo ese líquido que ha eliminado, para que vuelva a sentirse con energía. Claro que cuando tenemos mucha sed y no una clara explicación de ello, entonces debemos conocer lo siguiente.

Consecuencias de beber mucho

Razones básicas de una sed excesiva

Como bien hemos comentado, cuando seguimos con sed y no encontramos la razón, entonces quizás haya algunos factores tras este problema. No has hecho ejercicio, ni has tomado alguna comida muy salada, entonces nos queda lo siguiente.

Diabetes

Es una de las razones que más se asocian a tener mucha sed. Cuando la sed está presente y al mismo tiempo, también las ganas de ir a baño, el cuerpo nos podía estar dando esta señal. Ya que, los riñones funcionan más por la acumulación de glucosa. Por eso, cuando hay más trabajo y no dan abasto, entonces un exceso de azúcar es lo que pasará a la orina. Pero te verás metido en un bucle ya que beberás porque tienes sed, al mismo tiempo que irás más al baño, lo que puede provocarte deshidratación.

Deshidratación

Es otro de los motivos para tener tanta sed. Tanto a sudar como al tener vómitos o diarreas provocará que tu cuerpo se vaya quedando sin suficientes líquidos. Lo notaremos porque además de la sed también tendremos calambres por el cuerpo y la boca siempre seca. Además, podemos notar algunos mareos ya que la tensión puede disminuir.

mucha sed

Insolación

Cuando pasamos mucho tiempo bajo el sol o en un ambiente de altas temperaturas, podemos llegar a la insolación. En este caso también la hidratación será parte de los síntomas a los que se le juntan tanto los mareos como calambres y en otras ocasiones, desmayos.

Problemas del corazón

No siempre se presentan teniendo mucha sed, pero puede ser uno de sus síntomas. Los problemas del corazón hacen que no bombee la cantidad de sangre que necesita. Lo que ocasiona otros daños colaterales como alteraciones del ritmo cardíaco, sed o la sensación de ahogo, entre otros síntomas.

¿Cuándo debemos alarmarnos?

Ahora ya conocemos un poco mejor algunas de las razones que pueden ocasionarnos el tener mucha sed. Como bien hemos comenzado, no debemos alarmarnos a la primera de cambio. Debemos pensar en si hay un factor claro tras este primer síntoma. Debes consultar con tu médico siempre y cuando sigas teniendo sed sin motivos aparentes. Recuerda también que ciertos medicamentos pueden hacer que bebamos más. Si, por otro lado, tienes sed pero al mismo tiempo vómitos o la visión borrosa entonces debes acudir a tu centro de salud. Más que nada porque solo así saldremos de dudas y piensa en que la gran mayoría de las ocasiones hay un motivo, que no resulta ser nada grave.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.