Motivos por los que tienes que disminuir la bebida con gas en tu dieta

Limitar la cantidad de refresco es algo obvio que tienes que hacer para mejorar tu dieta y tu alimentación, pero no todo el mundo es capaz de aceptarlo. Hoy quiero darte algunos motivos de por qué la bebida con gas es malo para ti y para tu cuerpo.

La mejor solución es eliminar la bebida con gas (los refrescos) de tu dieta por completo, pero si eres reticente a hacerlo, sigue leyendo para saber por qué debes hacerlo desde hoy mismo.

Favorece la presión arterial alta

Las bebidas con gas pueden aumentar tu presión arterial y vivir con la presión arterial por las nubes, simplemente no es algo que te guste tener.

refresco

 

Es malo para los dientes

Las bebidas con gas suelen estar cargadas de azúcar, además de otros montón de factores que pueden hacer que tus dientes se descompongan. Además, también afectará al esmalte de tus dientes y pueden provocar caries. Aunque te cepilles los dientes inmediatamente después, el mal ya estará hecho en tus dientes.

Estarás ingiriendo calorías de más

¿Por qué tienes que beber calorías vacías cuando te puedes ahorrar esos carbohidratos para poder tomarte el postre para no sentirte tan culpable? Incluso puedes reducir el consumo de calorías diariamente eliminando los refrescos de tu dieta para siempre.

No te quita la sed

Además si bebes bebidas con gas o refrescos teniendo sed, debes saber que no te quitará la sed. La única bebida que te puede quitar la sed es el agua.

Te puedes hacer dependiente

Con toda la cafeína y el azúcar que tienen los refrescos, es fácil de entender por qué una persona puede acabar siendo dependiente a ellos. Si coges el hábito de tomar bebida con gas todos los días, al final tu cuerpo lo creará como una “necesidad” que tu cuerpo piensa que necesita cubrir. Y en realidad los refrescos no tienen ningún tipo de beneficio para tu salud.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *