Motivos para no pasarte con los dulces esta Navidad

Woman eating chocolate cake

La Navidad es sinónimo entre otras cosas de excesos, de grandes comilonas y de muchos dulces. No se concibe unas fechas tan importantes como las navideñas sin los turrones, los mantecados y los polvorones. Es una pena que después de haberte cuidado durante todo un año, comiendo totalmente saludable y sin nada de excesos, tires por la borda todo este esfuerzo y caigas a la tentación de los dulces navideños.

A continuación te voy a dar una serie de motivos y razones por las que no es conveniente que comas dulces durante las fechas navideñas que se avecinan. ¡O al menos que no te pases de la raya!

Engordar unos kilos

Si das rienda suelta a tu espíritu navideño, acabarás comiendo más de la cuenta y lo harás por gula. Es bueno reprimirse un poco y comer de todo pero en pequeñas cantidades de esta forma podrás probar deliciosos dulces y postre navideños pero sin sentirte mal ni tampoco culpable después de degustarlos. Los dulces son productos muy calóricos y su ingesta descontrolada supondrá unos kilos de más al final de las Navidades.

Problemas para tu salud

La ingesta de demasiados dulces puede suponer problemas graves para tu salud. Es de todos conocido que estos alimentos tan típicos de la Navidad como mantecados o polvorones tienen un alto contenido de azúcar. Todo ello, puede provocar desde enfermedades cardíacas hasta dañar a tu hígado seriamente. Según los especialistas el consumo elevado de azúcar aumenta el riesgo de contraer algún tipo de cáncer.

o-CHRISTMAS-EATING-facebook

Repercute en el aspecto de tu piel

Según los dermatólogos,  el consumo en exceso de dulces como los navideños repercute negativamente en la piel. El azúcar presente en estos dulces provoca que la piel pierda firmeza y elasticidad provocando la aparición prematura de las temidas arrugas en el rostro. Además hay estudios que relacionan la aparición del acné y otro tipo de impurezas en la cara con el consumo de azúcar.

Estos son algunas de las razones por las que es bueno moderar el consumo de dulces y postres navideños durante estas fechas tan familiares y emotivas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *