Mindfulness, ¿qué es? ¿para qué sirve?

Es innegable decir que en temas de salud hay muchos movimientos, prácticas o tratamientos que se ponen de moda de la noche a la mañana, en esta ocasión hablamos del mindfulness, seguramente habrás escuchado esta palabra o la habrás visto escrita por las inmensidades de internet. Si te ha surgido la curiosidad estás en el sitio adecuado, a continuación, te explicaremos de qué se trata y para qué sirve su práctica.

Mindfulness significa Atención Consciente o Atención plena, también se le puede denominar Sati, que es así como lo llaman en pali, un idioma parecido al que se hablaba en la época de Buda hace 2.500 años. El mindfulness es una práctica en la que nosotros tomamos consciencia del momento presente, la experiencia en un momento determinado del presente. Esta práctica te ayuda a aprender a ser conscientes de cómo nos movemos, cómo nos sentimos, tanto física como emocionalmente, además, nos ayuda a fijarnos en cómo respondemos o reaccionamos en cada momento de nuestro día.

¿Qué es el mindfulness?

Esta práctica hará que seamos honestos, despiertos, valientes y pragmáticos, ya que estamos viviendo con un profundo sentido de iniciativa. El mindfulness es la capacidad humana de estar en el presente y recordarnos en ese mismo instante de estar en él, es decir, es la práctica de estar volviendo aquí y ahora.

De normal solemos prestar atención a las actividades que realizamos en un preciso momento tan sólo con una pequeña parte de nosotros mismos, las mente y los pensamientos experimentan y están a otra cosa completamente diferente. Muchas veces ponemos el “piloto automático” a lo que hacemos a diario, no le damos la importancia que deberíamos y no nos damos cuenta de los pequeños detalles del aquí y el ahora.

Características básicas

  • No podríamos vivir sin la capacidad de estar en el presente. 
  • Nos permite reconocer lo que está sucediendo mientras está sucediendo. 
  • Nos ayuda a digerir experiencias negativas ya que al ser conscientes podremos lograr que el sentimiento desagradable desaparezca.
  • Se asocia al budismo. 
  • Muchas tradiciones del mundo lo utilizan para conectarse con el presente. 

Desde los últimos 30 años, la práctica de la Atención Plena se integra en la medicina y en consultas psicológicas, sus beneficios son asombrosos. Se ha estudiado científicamente y por ello es reconocida como una manera efectiva para reducir el estrés, aumentar la autoconciencia, reducir síntomas físicos y psicológicos asociados al estrés, mejora el bienestar en general del organismo.

¿Para qué sirve?

Encontramos la figura de Jon Kabat-Zinn, un conocido personaje referente de Mindfulness, ha introducido esta práctica dentro del modelo médico, donde los pacientes han seguido un tratamiento ideado para deshacerse del estrés o la ansiedad. Para él, define este estilo de ver el mundo como “Prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar”. 

Lo que significa que aprendemos a relacionarnos de forma directa con lo que está ocurriendo en nuestra vida, en el aquí y ahora de nuestra vida. Tomamos consciencia de nuestro estrés, dolor, enfermedad y los inconvenientes que tenemos que solventar a diario, nos ayuda a estar alerta y atentos para permitir     . Sin embargo, si no prestamos atención, podemos sentirnos más preocupados por lo que nos ocurrió en un pasado por no estar atentos y ser conscientes en ese preciso instante en el que estaba ocurriendo la acción.

Por esta razón, el mindfulness nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio interno, nos ayuda a mantenernos alerta de forma integral de los aspectos de nuestra persona, cuerpo, mente y espíritu.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *