Mima tu cuerpo como merece

mima tu cuerpo

Normalmente prestamos mucho más cuidado a la piel del rostro y le dedicamos más tiempo que a nuestro cuerpo, sobre todo ahora en otoño-invierno que da como más pereza el usar cremas, aceites corporales y otros cosméticos necesarios. Si eres de esas, no olvides que la gravedad, el paso de los años y el ganar y perder peso hace que la piel del cuerpo se resienta y por tanto se vea cada vez más flácida, con menos tersura y con peor tono.

Mima tu cuerpo como merece siguiendo estos consejos prácticos para cada caso puntual: celulitis y la flacidez.

La celulitis o piel de naranja

La celulitis no es más que grasa acumulada en partes concretas de nuestro cuerpo. Hay quien tiene celulitis en las piernas, hay quien en los glúteos, etc. Una cosa que debemos tener clara, es que la celulitis no tiene nada que ver con la obesidad, es decir, es más frecuente ver celulitis en personas obesas que en personas delgadas, pero estas últimas, también pueden tenerla localizada en alguna parte de su cuerpo.

La celulitis se quema y se elimina haciendo ejercicio, ejercitando sobre todo aquellas partes de nuestro cuerpo donde se encuentre. Pero también puedes ayudar a prevenirla haciendo lo siguiente:

  • Limita el consumo de café.
  • Evita las situaciones que te provoquen estrés ya que los nervios y la ansiedad, etc. acentúan el proceso celulítico.
  • No fumes, ya que el tabaco dificulta la buena circulación.
  • Haz actividad física de forma habitual y moderada, evitando los ejercicios de alto impacto.
  • Evita el consumo de alimentos refinados ya que estos suelen contener altas cantidades de grasa.
  • Limita el consumo de bebidas alcohólicas ya que estas dificultan el buen depurado del organismo.
  • Mantén una dieta equilibrada y bebe abundante agua. Los médicos recomiendan beber 2 litros de agua a diario.
  • Realiza una o dos veces a la semana un auto-masaje corporal con una buena crema anti-celulítica en aquellas zonas localizadas. Si ves que esto no mejora, puedes acudir a un centro de estética especializado en este tipo de tratamientos corporales.

Celulitis

Hay alimentos concretos que ayudan a prevenir y a deshacernos de la celulitis cuanto antes:

  • El plátano: previene la retención de agua y promueve la circulación sanguínea saludable, gracias a su alto contenido en potasio. Con este beneficio se eliminan las toxinas que pueden ser responsables de la piel de naranja.
  • Jengibre: ayuda a suprimir el apetito y acelera el metabolismo, por lo tanto, contribuye a la pérdida de peso. Además, mejora la digestión y la circulación.
  • Romero: Estimula la circulación, mejora la digestión de las grasas y evita que los desechos se acumulen debajo de la piel. Contiene ácido rosmarínico, un polifenol vegetal que puede ayudar a proteger los tejidos de los radicales libres. También contiene ácido ursólico, que facilita la síntesis de colágeno y elastina, fortalece los capilares y combate el daño de los radicales libres.
  • Huevos: Si sólo comes las claras tendrás una excelente fuente de proteínas con pocas grasas; si por el contrario también prefieres la yema, aunque esta sea alta en calorías, tiene muchas vitaminas y minerales, entre los que se encuentra el zinc, el yodo y el hierro.

También existen unas técnicas de fisioterapia que ayudan a combatir la piel de naranja. Algunas de ellas son estas:

  • El drenaje linfático manual: mejora el retorno linfático y reduce el edema.
  • La presoterapia: Es otra forma de drenaje linfático, pero a través del uso de botas neumáticas que reducen el edema en las piernas.
  • La crioterapia y termoterapia: aplicación de frío/calor en forma localizada.
  • Las corrientes tonificadoras: tonifican los músculos y mejoran la circulación venosa y linfática.
  • El ultrasonido: disminuye la retención hídrica, estimulan la circulación y el metabolismo local.
  • La iontoforesis: aplicación de medicamento a través de una corriente eléctrica.
  • Técnicas láser: mejoran el drenaje, la circulación y disminuye el dolor que a veces genera la celulitis.

La flacidez

flacidez

La flacidez suele presentarse en torno a los 35-40 años aunque tampoco puede descartarse su aparición más temprana.

La flacidez aparece porque nuestra piel pierde elasticidad debido a causas como el embarazo, la pérdida de peso brusca o una mala alimentación. Si quieres prevenirla sólo deberás seguir estos consejos:

  • Aliméntate mejor: Cambia tus hábitos alimenticios. Si no haces esto, nada de lo que a continuación te digamos servirá. Ya no sólo es por estética sino por salud. Evita las frituras, las comidas con alto contenido en azúcar y las grasas.
  • Haz ejercicio localizado para tonificar aquellas partes donde presentes flacidez. Esta suele aparecer en cuello, cara interna de brazos, muslos, abdomen y glúteos. Puedes poner en práctica una serie de ejercicios para hacer desde tu hogar. Busca aquellos que tengan buena crítica entre usuarias y hazte de grandes dosis de fuerza de voluntad, la necesitarás.
  • Hidrata tu cuerpo: Suena repetitivo pero la cantidad deseada de agua que debemos beber son dos litros diarios. Cuando hablamos de hidratación también nos referimos a cremas hidratantes y tonificantes que debes usar. El momento perfecto para su uso es después de la ducha o en la noche antes de acostarnos. Las cremas que mejor te irán para combatir la flacidez deben contener colágeno, elastina, enzima Q10 y retinol.

Tú misma serás la principal beneficiada de estos cambios y te sentirás mejor si te lo propones y lo consigues. No lo hagas por nadie más, ni siquiera por estética, hazlo por tu salud. Con el tiempo lo agradecerás y el cambio te hará sentir más orgullosa de ti misma.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *