Método sintotérmico o Fertilidad consciente: anticonceptivo natural y búsqueda del embarazo

Optar por un estilo de vida más natural está cada vez más presente entre las personas. En el caso de las parejas, hay muchas que reparan en las alteraciones que los métodos anticonceptivos hormonales causan en el organismo y deciden optar por otras opciones. También hay quienes se deciden a aumentar la familia y buscan conocer cuál es el mejor momento de fertilidad.

Para ambos casos, una buena opción es el método sintotérmico o método de Fertilidad consicente. Por ello, hoy vamos a hablar de en qué consiste y cómo utilizarlo de manera segura.

¿Qué es el método sintotérmico?

Éste método de fertilidad consciente funciona señalando el período fértil del ciclo menstrual de cada mujer. Al conocer cuándo son nuestros días fértiles, sabemos cuál es el mejor momento para quedarse embarazada y, al mismo tiempo, sabemos cuáles son nuestros días no fértiles y por tanto podríamos tener relaciones sin temor a quedarnos embarazadas.

Es un método de planificación totalmente natural. Eso sí, es sólo recomendable para aquellas personas con pareja estable ya que con este método no estamos protegidos ante las enfermedades de transmisión sexual.

No es un tipo de método basado en el calendario y contar los días del ciclo menstrual, sino un método que se fija en los síntomas para saber cuándo se acercan los días fértiles. Es un método científico que al basarse en los síntomas resulta muy fiable, no como otros métodos consistentes en contar los días y que dependen de que nuestro ciclo sea siempre igual (algo complicado) para que no haya fallo.

¿Cómo utilizar el método sintotérmico?

Las mujeres, en la mayor parte de su ciclo no son fértiles. Los días de fertilidad oscilan entorno a los 7 días. De estos días 5 son antes de la ovulación en sí (que sucede en un instante) y 2 son posteriores a la ovulación. 

Los 5 días previos, quedan fijados así al tener en cuenta el tiempo que los espermatozoides pueden sobrevivir en las trompas de Falopio esperando la ovulación. Los dos días posteriores atienden al tiempo en que el óvulo está preparado para ser fecundado.

Quitado estos 7 días, en el resto del ciclo femenino es casi imposible quedarse embarazada. 

Por poner algún ejemplo, una mujer cuyo ciclo dure 28 días, ovula en torno al día 14 y por tanto sus días fértiles se encuentran entre los días 9 y 16. En el caso de un ciclo de 35 días, la ovulación se daría sobre el día 21 y por tanto los días fértiles estarían entre el 16 y el 23.

Sin embargo, hemos dicho que el método sintotérmico no se basa en contar los días del calendario sino en reparar en los síntomas que nuestro cuerpo nos muestra dependiendo del momento del ciclo en que nos encontramos.

mujer embarazada sintiendo al bebe

¿Porqué no depender sólo del calendario para monitorizar tu ciclo?

Aunque podemos señalar más o menos el día en que ocurre la ovulación dependiendo de cuánto dura el ciclo menstrual de cada mujer, este instante no sucede siempre de manera predecible el mismo día del ciclo. Incluso se puede menstruar sin haber ovulado (aunque esto es por factores hormonales y si te interesa saber más sobre ello puedes leer: El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) y la nutrición)

El estrés, la enfermedad, medicamentos, viajes u otros factores pueden alterar nuestro ciclo.

¿Qué signos físicos debemos contemplar?

Lo primero de todo es que si estas dejando de usar anticonceptivos hormonales, debes dejar pasar un tiempo de unos 4 meses antes de utilizar este método como anticonceptivo. Hay que tener en cuenta que con la píldora u otros anticonceptivos similares, nuestro ciclo se ve alterado y por tanto puede fallar si tratamos de seguir el método sintotérmico antes de que nuestro cuerpo haya vuelto a regularse con normalidad.

1.Moco cervical fértil

Cuándo hablamos de moco cervical fértil, nos referimos a un flujo vaginal concreto y que se asemeja a una especie de clara de huevo cruda. Es transparente, aporta mucha lubricación y es elástico. Este tipo de flujo aparece entre dos y tres días antes de la ovulación y podemos observarlo tanto en la ropa interior como en el papel higiénico.

Este flujo tiene la función de ayudar al esperma a desplazarse de manera rápida hasta el óvulo. Por tanto este flujo nos está marcando el momento de mayor fertilidad. 

Ahora bien, el moco cervical puede aparecer más veces durante el ciclo dependiendo de nuestros niveles de estrogenos y progesterona. Si los primeros están muy altos en comparación a los segundos podemos observar este moco al principio de nuestro ciclo o después de la ovulación. Sin embargo sólo se puede ovular una vez al mes.

Fertilidad y calidad del óvulo y los espermatozoides

2.La hormona luteizante

Estamos hablando de la hormona pituitaria que envía la señal para que se dé la ovulación. Para detectar la presencia de esta hormona se pueden usar unas tiras desechables que se usan recogiendo una muestra de orina. Estos test pueden empezar a realizarse en torno al día 8 del ciclo para poder contemplar la posibilidad de ovular antes.

3.Temperatura

Con la llegada de la ovulación nuestra temperatura aumenta. Para poder notar el cambio, deberíamos medirnos la temperatura todos los días ya que es algo sutil (unos 0,5ºC).

No es recomendable medir la temperatura con un termómetro normal ya que es probable que no sea lo suficientemente sensible como para captar el cambio. Lo ideal es comprar un termómetro fabricado especialmente para tomar la temperatura basal.

Para tomarnos la temperatura podemos hacerlo en la axila o en la vagina, siempre al despertar en la mañana, a la misma hora y sin levantarnos de la cama. Si te levantas a otra hora algún día es preferible no tomar la temperatura ya que nos dará otro nivel.

4.Posición y apertura del cuello del útero

 

 

Debemos fijarnos en el cérvix, es decir la parte inferior del útero. Normalmente, al palparlo notaremos que está en una posición baja y su textura es dura como si nos tocamos la punta de la nariz. Sin embargo los días fértiles, el cuello del útero asciende y su textura es blanda como si nos tocáramos el labio. En estos últimos días es posible que incluso cueste alcanzar a tocar el cuello del útero.

¿Cómo comenzar?

Lo ideal para comenzar con este método es recoger toda la información anterior y una vez estamos seguros de que hemos pasado la ovulación, sabremos que el resto de nuestro ciclo no seremos fértiles, estamos hablando en torno a unos nueve o diez días después de los 7 días fértiles.

En cualquier caso, si decides comenzar a utilizar este método consulta con un especialista para que te asesore de la mejor manera posible.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.