Metodo Konmari: el método definitivo para organizar tu hogar

Método Konmari de Marie Kondo

A estas alturas poca gente quedará que no haya oído hablar de Marie Kondo. La experta en organización japonesa revolucionó el mercado literario con La magia del orden, un libro en el que explicaba como organizar los espacios de una vez por todas con su sencillo método KonMari.

¿En qué consiste el método Konmari? ¿Cuál es el secreto de su éxito? Son estas sencillas preguntas las que hoy respondemos para que tu también puedas implementarlo en esos espacios de tu hogar en los que crees que necesitas mas ayuda. Debo confesar que yo misma apliqué este método y que 10 años después, puedo afirmar que siguiendo su filosofía aquellos espacios en los que me centré siguen perfectamente organizados.

Pocas veces me dejo guiar por las modas. Pero el método Konmari llego en un momento en el que necesitaba poner orden a mi vida, en general. Así que apliqué el método con rigurosidad y hoy en día sigo aplicándolo en aquellos espacios que naturalmente antes tendían a desordenarse como armarios roperos, despensa y zonas de trabajo. No os negaré que al principio puede resultar caótico -a ninguno nos gusta poner la casa patas arriba – pero es necesario para que funcione. ¿Queréis aplicarlo vosotras también en vuestros hogares? Estos son de forma resumida los pasos a seguir:

La magia del orden

Comprométete

El método Konmari exige un cambio profundo que sin compromiso será difícil lograr. Antes de comenzar debes estar convencida de que deseas cambiar las cosas, ser capaz de visualizar los cambios que deseas hacer y creer que puedes lograrlos. Es una decisión personal, así que siempre deberás tener en cuenta que el resto de la familia puede comprometerse contigo o no hacerlo.

Aplícalo por categorías

Una de las características mas singulares del método Konmari es que se aplica por categorías: ropa, libros, papeles, komono (miscelánea, todos los objetos que no entran en las demás categorías) y objetos sentimentales. Solo así es posible hacernos una idea de qué tenemos y cuánto tenemos de esto o de lo otro.

Un ejemplo creo que será de ayuda para entender este concepto. Cuando organices la ropa, deberás reunir en un mismo espacio físico toda tu ropa independientemente de dónde la tengas guardada: dormitorio, altillo, recibidor… Puede que a priori te resulte abrumador, pero serás mucho mas consciente después de qué tienes, qué te gusta o que quieres.

Aplica el método por categorías, subdividiendo estas si fuera necesario. Empieza por las cosas más fáciles y procura empezar y terminar en un día.  Si empiezas con la ropa y tienes un gran volumen de prendas, encárgate cada día de una categoría: prendas de abrigo, prendas inferiores, prendas superiores, complementos… El intentar abarcar mas de lo que puedes asumir suele tener efecto rebote.

Método Konmari

Elige y deja ir

Una vez hayas reunido todos los objetos de una misma categoría en un mismo espacio llega el momento de coger objeto por objeto entre tus manos y decidir si se queda o se va.  Marie Kondo nos invita a no guardar nada en nuestro armario que no nos haga feliz.

Pongamos como ejemplo una prenda de vestir. Si no te la has puesto en el último año, probablemente no te guste o no te haga sentir bien. ¿Por qué guardarla, entonces? Despídete de cada pieza con gratitud por su servicio dado y dónala para que otros puedan disfrutarla.

Encuentra su sitio y ordena

Una vez hecha la selección, encuentra un lugar específico para cada objeto. Medítalo bien y encuentra el espacio mas práctico o cómodo, de esa forma será mas fácil que tu casa se mantenga ordenada. La idea es que una vez hagas la selección y encuentra a cada objeto su lugar únicamente tengas que mantener el orden.

No te vuelvas loca comprando separadores o cajas para organizar estos objetos, no los necesitas. Primero ordena y en el futuro si lo crees necesario incorpora alguno o te distraerás con las formas y no te centrarás en el fondo. Coloca lo que mas utilices delante en los armarios con mucho fondo, y aprende a doblar la ropa en vertical. No solo ahorrarás espacio, sino que evitarás que al coger una prenda el resto se desordene.

Método Konmari

Mantén el orden

Una vez hayas organizado todas las categorías mantén una rutina. Cuando llegue algo nuevo a casa, hazle sitio donde corresponda y tira aquello a lo que sustituye. También te ayudará a mantener el orden devolver las cosas a su sitio en el mismo momento en el que detectes que no están donde debieran estar. Tardarás dos minutos en hacerlo.

El método Konmari nos ayuda a organizar nuestros hogares. Es un método que debe aplicarse con cierta rigurosidad pero que después una vez establecido debemos flexibilizar. Nuestras circunstancias cambian, los objetos que nos rodean también y en ocasiones es necesario hacer cambios.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.