Mesoterapia, qué es y para qué sirve

Mesoterapia

La mesoterapia es una técnica de medicina alternativa que se utiliza con fines variados. Es una técnica que se utiliza en muchos salones de belleza y clínicas para afrontar problemas como la celulitis o las primeras arrugas. Cuenta con sus ventajas y puede ser una gran ayuda a la hora de acabar con determinados problemas de belleza que son muy comunes.

Veremos qué es la mesoterapia, cómo se aplica y para qué cosas puede ser útil el uso de esta técnica de medicina alternativa. Este tipo de técnicas se pueden usar como apoyo a la hora de cuidarse, como un tratamiento que mejore problemas que combatimos a diario.

Qué es la mesoterapia

La mesoterapia está considerada una técnica médica en la que se realizan microinyecciones en las capas superficiales de la piel para conseguir determinados efectos. Cada inyección cuenta con un cóctel específico con una finalidad. Estos cócteles suelen llevar vitaminas, aminoácidos, minerales o extractos naturales de la homeopatía. Es una técnica muy variada debido a que cada inyección se puede personalizar dependiendo de para qué se haga y de a quién vaya dirigido.

Cómo aplicar la mesoterapia

Esta técnica se aplica de una forma sencilla en clínicas y salones especializados. Estas inyecciones deben ser preparadas y también aplicadas por personas preparadas y en entornos totalmente higiénicos, con material desechable y esterilizado. Es por eso que no se debe realizar en cualquier sitio. Siempre es necesario acudir a un lugar que sea de confianza. Siempre se realiza una primera prueba para ver si hay reacciones alérgicas en la piel y se tiene en cuenta la historia clínica de la persona para saber si este tratamiento es adecuado para ella.

Las inyecciones necesitan unas diez o quince sesiones que se deben hacer una vez por semana. Del mismo modo, una vez acabemos con estas inyecciones se pueden dar algunas más de mantenimiento en los siguientes meses. Es posible ver los resultados en varias sesiones. Además, esta técnica no necesita reposo ni tiempo para restablecerse, pues son sencillas inyecciones de forma superficial en las que se inyectan las sustancias para que actúen en ese nivel. Durante el tratamiento se recomienda evitar la exposición solar y beber mucha agua para eliminar las toxinas.

Mesoterapia para la celulitis

Mesoterapia

La celulitis es uno de los principales problemas que se tratan a la hora de utilizar la mesoterapia. La celulitis se encuentra en una zona subcutánea y son nódulos de grasa que se retiran de forma muy difícil si solamente nos centramos en bajar de peso y en utilizar cremas de manera superficial. Es por eso que la mesoterapia se ha mostrado como un tratamiento bastante efectivo para mejorar el aspecto de la piel si tenemos celulitis.

A la hora de usar la mesoterapia se utilizan sustancias de la homeopatía para eliminar los nódulos de grasa. También las vitaminas son muy importantes porque mejoran la tersura de la piel y añaden firmeza a esta, evitando la flacidez.

Acabar con las arrugas

Mesoterapia

Otro de los principales usos que se le da a la mesoterapia es el de acabar con las arrugas o matizarlas. La piel se beneficia de las cremas que utilizamos en ella, pero si deseamos ir un poco más allá podemos utilizar estas micro inyecciones para llegar a una capa de la piel en donde se forman las arrugas. Suelen realizarse mesoterapias faciales con vitaminas que ayuden a mejorar el colágeno y la elastina en la piel, manteniéndola mucho más suave y tersa, sin arrugas.

Ventajas de esta técnica

Esta técnica es perfecta para problemas que se pueden combatir en un nivel más profundo en la piel. Llega a actuar en la celulitis más incrustada y en las arrugas. Es por eso que se trata de un tratamiento que ofrece una gran eficacia sin tener que recurrir al quirófano.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.