Mercurio en el pescado, ¿cómo es de peligroso?

taco de atún

El pescado es un alimento muy saludable, sin embargo, siempre aconsejan consumir pescados pequeños y de tamaño medio por miedo a consumir gran cantidad de mercurio de los pescados más grandes.

Sin embargo, ¿cuánto mercurio consumimos cuando comemos un pescado grande? ¿cómo de peligroso es el mercurio. Sigue leyendo porque a continuación te contamos un poco más sobre este tema.

El mercurio se encuentra en pescados azules grandes, es una sustancia nada saludable que si se consume en grandes cantidades puede provocarnos muchos daños.

pescados y atunes

Mercurio en el pescado

El mercurio lo encontramos de manera natural en ciertas zonas del planeta, como es el suelo, plantas y el organismo de animales. Sin embargo, aunque sea una sustancia que se presenta como natural, en grandes cantidades es perjudicial. El mercurio se encuentra en mayor medida en los pescados grandes porque acumulan mayor cantidad.

¿En qué pescados lo encontramos?

No todos los pescados son iguales, existen algunos que corren mayor riesgo de padecer esas altas concentraciones de mercurio. Entre las que más destacamos encontramos las siguientes variedades.

Atunes grandes

El atún es uno de los pescados más grandes que consume el ser humano, y éstos contienen altas dosis de mercurio. El atún rojo del Mediterráneo no contiene tanto mercurio como el atún de ojos grandes que habita en zonas tropicales y subtropicales.

Es un pescado delicioso, y lo tomamos en diferentes formatos: en aceite, al natural, crudo, en makis de sushi, a la plancha, rebozado, etc.

Pez espada

El pez espada, también conocido como emperador también es uno de los pescados que contiene mercurio. Este pescado es un gran depredador que consume grandes cantidades de peces al día, por ello, el mercurio que contienen se suma a su organismo. 

Un pescado rico en proteínas y delicioso a la plancha, sin embargo, no debemos abusar de él.

Tiburón

Aunque lo consumamos menos en España, el tiburón también contiene gran cantidad de mercurio, el tiburón como tal incluye pescados de tamaño mediano hasta el tiburón ballena.

Pescado

¿Cuáles son los riesgos de comer mucho mercurio?

La toxicidad del mercurio depende de la cantidad consumida, el tipo, su forma química y composición. Además, es importante saber que la toxicidad no afecta a todas las personas por igual, depende del género, edad y condición física de la persona que lo consume.

Encontramos el metilmercurio, justamente, el que tienen los pescados grandes, y este es la forma del mercurio más tóxica. El mercurio puede afectar a los riñones y el sistema nervioso central, puede provocar alteraciones en el desarrollo del cuerpo y el cerebro, por ello, no se recomienda a embarazadas y a niños pequeños.

No tenemos que obsesionarnos con el consumo del mercurio siempre que nos llevemos a la boca un trozo de pescado, tenemos que saber que una alimentación y dieta que contenga pescado y marisco, será beneficioso para nuestra salud. Sin embargo, siempre respetando unos límites.

A continuación, te decimos en qué aspectos nos tenemos que centrar para que nuestro organismo no corra peligro.

  • El consumo de pescados ricos en mercurio en embarazadas, lactantes, mujeres en edad fértil podría propiciar un desarrollo anormal neurológico en los niños.
  • Debemos escoger otro tipo de pescado azul de menor tamaño: salmón, sardinas, boquerones, caballas, truchas, etc.
  • Un adulto no debería consumir más de una vez a la semana pescado azul de gran tamaño.
  • Evita comer mucho atún en lata. 
  • Alterna pescados azules con pescados blancos, más saludables y con menor riesgo de tener mercurio.

¿Qué cantidad podemos comer?

Para evitar el problema debemos controlar la dosis de pescado azul que tomamos para que no peligre nuestra salud. Limita las porciones y evita su consumo durante el embarazo.

Por ello, debemos limitar la ingesta de atún rojo, pez espada, tiburón o lucio.

La dosis tolerable de metilmercurio es de los siguientes valores:

  • Mujeres embarazadas y mujeres lactantes, deben evitar su consumo.
  • Niños menores de 3 años, no deberían consumirlo.
  • Niños de entre 3 a 12 años, limitarlo a 50 gramos a la semana. No abusar de atún enlatado o bonito.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.