Menú de invierno: Recetas para completar tu menú semanal

Menú de invierno semanal

Cada semana en Bezzia os proponemos dos recetas que pueden ayudaros a completar vuestro menú semanal. Recetas variadas, para que así todas encontréis ideas que puedan adaptarse a vuestras necesidades y a vuestra economía. Han sido ya cientos las propuestas en estos años, suficientes para crear un menú de invierno para varias semana.

Dando prioridad a los ingredientes que encontramos durante el invierno de temporada y dejándonos guiar por la pirámide alimenticia, hemos elaborado un menú equilibrado para seis días que cubre tanto comidas para cenas. ¿Y el desayuno que? Si también os proponemos algunos desayunos. Son solo propuestas, recordad que podéis encontrar muchas mas recetas utilizando nuestro buscador.

Día 1

Guiso de legumbres y crema de verduras

¿Os gusta que vuestros desayunos sean variados? Os animamos a probar las siguientes propuestas: gachas con  crema de almendras y plátano, porridge de calabaza y canela, tostadas con aguacate y huevo revuelto, bizcocho de manzana con nueces y pasas, bizcocho de calabacín sin azúcar, bizcocho de plátano, chocolate y nueces, sin azúcar, galletas de almendra sin azúcar… ¡solo tienes que buscarlas entre nuestras recetas e ir variando!

Para la comida del día uno hemos apostado por las legumbres como plato principal, una familia de alimentos que ocupa el primer grupo de la pirámide alimenticia. Se nos ocurrían muchos platos de legumbre, pero hemos escogido uno de nuestros favoritos, potaje de garbanzos con langostinos. Para completar la comida bastará con que incorporéis una ensalada sencilla que incluya hojas verdes y fruta.  ¿Y para cenar? Lomos de merluza sobre crema de calabacín.

Día 2

Arroz y judías verdes

No se en vuestros hogares, pero en los nuestros muchos días se come plato único. Y el arroz ya sea con tofu y verduras o bacalao y coliflor, como hoy os proponemos, nos parece una estupenda alternativa.  Recuerda que apostar por el arroz integral es una mejor opción, pues aportan más fibra alimentaria a nuestra dieta.

Y como hoy va de platos únicos, os proponemos otro para la cena: judías verdes con jamón sobre puré de calabaza. Podéis servirlo también separado, por supuesto, pero os aseguro que la combinación merece la pena.

Día 3

Ensalada, albóndigas y revuelto

Unas albóndigas en salsa de calabaza se convierten en nuestro plato principal el día tres. Las carnes rojas ocupan casi la cúspide de la pirámide alimenticia debido a su alto contenido en grasa saturada, por lo que su consumo debe ser moderado. En nuestro menú, será este el único día del que serán protagonistas junto con una sencilla ensalada de espinacas, pera y remolacha.

Y como cena un plato que aúna alimentos de diferentes grupos y que es muy sencillo preparar: revuelto de patatas y calabacín con gambas. Una gran opción para incorporar el calabacín o la berenjena  en la dieta de los peques.

Día 4

Crema de verduras, canelones y pollo guisado

La pasta es una de las propuestas favoritas de las familias. Y estos canelones de espinacas y queso son una apuesta segura. Con una crema ligera como entrante, de repollo y manzana, por ejemplo, tendrás la comida hecha.  ¿Y para cenar? ¿No te apetecen unos muslos de pollo a la jardinera?

Día 5

Menú de invierno con guisos de patatas y sopa de arroz con pescado

Otro día de platos únicos. Platos reconfortantes, imprescindibles en un menú de invierno, que te harán entrar en calor rápidamente. Para comer un guiso de patatas con verduras. Puedes escoger entre un guiso de patatas y coliflor en salsa verde o uno de patatas y brócoli al curry. Añádele a este último hueco cocido como al primero y tendrás un plato de diez.

Para cenar recurrimos a una sopa de arroz a la que podéis añadir, como hemos hecho nosotros, merluza o cualquier otro pescado.

Día 6

Pescado al horno o sartén y falafel

No podíamos no incluir en el menú un pescado al horno o a la sartén. Podéis escoger entre una dorada tradicional o en chermoula,  o si lo prefieres un salmón a la sartén. Y para acompañarlo y que no se eche a perder ese repollo que ya has usado unos días antes para preparar una crema, ¿qué tal si acompañas el pescado de un repollo al ajoarriero?

Para cenar volvemos a las legumbres, pero las presentamos de forma muy diferente, en forma de croqueta. Tanto el falafel tradicional como el de remolacha o el de espinacas son muy buenas opciones.

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.