Mentiras que pueden causar problemas de piel (II)

mentiras piel

En mi labor de esteticista y cosmiatra, me han tocado pacientes que a la hora de ser sinceras sobre sus hábitos, tratamientos anteriores y productos que usan, mienten u omiten información importante.

Hay mentiras que pueden generar consecuencias graves en la piel, sobre todo cuando se deben realizar tratamientos con ácidos o se aplica bótox. No olvides visitar la primera parte del post: Mentiras que pueden causar problemas de piel

En este post seguimos viendo cuáles son esas mentiras que pueden causarte problemas en la piel, presta atención!

La omisión de determinados productos y tratamientos

El especialista debe estar al tanto de los productos y tratamientos que se usan y se realizaron. Tiene que saber desde los productos tópicos hasta las aplicaciones de recetas caseras para la piel, incluso también hay que decirle los productos que sólo se utilizan ocasionalmente.
Esto es de importancia debido a las posibles interacciones entre los ingredientes.

Mentir sobre el hábito de fumar

Incluso las que están tratando de dejar de fumar, tienen que decir la verdad acerca de sus hábitos. Así sea un cigarrillo diario, hay que dejárselo en claro al profesional, ya que este entonces será capaz de recomendar productos que ayudan a la piel del fumador.
En el caso de los tratamientos con láser es aún más importante, ya que el tabaco puede afectar la circulación y los tiempos de curación.

Afirmar que se siguen las indicaciones al pie de la letra

Decir que se usan los productos recomendados por el especialista, cuando en realidad no es así, puede ser perjudicial.
El especialista al no notar cambios, puede llegar a indicar recetas más fuertes que podrían irritar la piel.

No revelar el consumo de algunos medicamentos

Puede resultar embarazoso hablar sobre la medicación tomando para enfermedades de transmisión sexual y problemas digestivos, pero hay que tener presente que dichos medicamentos pueden afectar la piel.

Mentir sobre los lunares

Es muy peligroso el no revelar al dermatólogo la existencia de lunares. Si los lunares no se revisan de forma regular, muchos pueden desarrollar cáncer de piel, y la detección temprana es crucial para el tratamiento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *