Mentiras que no tienes que avergonzarte de decirle a tus hijos

Es habitual que se juzgue crianza de otros si tener en cuenta lo que uno hace. En realidad ningún padre o madre tiene un libro de instrucciones por el cual basarse. Son muchos los padres y madres que día a día miente a sus hijos casi darse cuenta de que lo están haciendo. Si crees que eres totalmente sincero/a con tus hijos todo el tiempo, te estás engañando a ti mismo/a.

No estamos hablando solo de cosas como los Reyes Magos o el Ratoncito Pérez, estamos hablando de mentir – mentir. Hacerlo puede hacer que te salve la cordura de vez en cuando e incluso, que tu bolsillo mantenga tu cartera intacta. Incluso a veces puedes notar cierta diversión en lo que les dices. ¿Quieres recordar algunas de esas mentiras?

Está roto

Cuando tus hijos vayan a un centro comercial contigo y quieran montarse en todos los coches que se mueven que te quita dinero y que solo dura un par de minutos… La mejor manera de evitar gritos y rabietas es decirle que está roto.

No puedes comer eso, está malo

Esto está reservado para cualquier cosa que tus hijos quieran que no tengas ganas de compartir. Siendo madre, generalmente puedes resignarte a tener medias de cualquier cosa que parezca que sabe bien, pero algunas cosas no se pueden compartir. No te avergüences de esconder tus golosinas detrás de la puerta cerrada del baño a las 10  de la noche, pero cuando te espían y te pillan, les puedes decir que eso es demasiado picante y que le quemaría la boca.

Es una mentira de vida útil limitada, cuando sean suficientemente mayores sabrán que ese sabor de helado no pica que está bueno y que tienes que compartirlo… ¡porque en casa hay que compartir las cosas!

Estoy haciendo caca

Cuando estás en el baño mirando cosas por Internet solo quieres 5 minutos para ti. Ya sea para revisar tu Instagram, tu Facebook o Twitter. Quizá estés comiendo chocolate a escondidas o tomar una copa de vino sin que nadie te moleste…

Ser madre de familia (numerosa) significa que para continuar con tu cordura mental necesitarás tiempo a solas, y si no lo fuerzas, no lo lograrás tener nunca. Son tus minutos de soledad feliz. Pero le dirás a tus hijos que te duele la barriga y que necesitas hacer caca varias veces al día… Sabes que lo has hecho alguna vez, y si no… ¡hoy mismo lo harás!

Si no te vas a la cama, los Reyes Magos (o Papá Noel) pasarán de largo

Sí, puedes sonreír recordando como se lo dijiste a tus hijos el año pasado, y sabes que este año también se lo dirás. Lo que esto significa realmente es: “Si no te vas a dormir, mamá y papá no podrán abrir la segunda (o tercera) botella de vino”. En cuanto los niños se van a la cama a esperar que lleguen los Reyes Magos o Papá Noel… entonces es cuando empieza la verdadera fiesta para los padres.

¿Tienes alguna más que quieras contarnos?


Categorías

Consejos mamás

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.