Mejores ejercicios para aliviar el dolor de la hernia discal

Dolor de espalda

Una hernia discal se da cuando una parte del disco intervertebral se desplaza hacia la raíz nerviosa, la presiona y produce un dolor intenso. Cuando la hernia es muy grande y voluminosa llega a comprimir todos los nervios que encuentra puede tratarse de un caso de herniación mucho más grave.

Hoy queremos hablaros cuáles son las causas de tener una hernia, cuáles son sus síntomas y cómo podemos remediar el dolor mediante ejercicios en casa.

Una hernia discal aparece cuando una parte del disco de la columna es forzado a pasar de a través de una parte debilitada del disco. Puede ejercer presión sobre los nervios cercanos o la médula espinal. 

estirar la espalda

¿Cómo se produce una hernia discal?

Tenemos que entender que las vértebras de la columna están separadas por discos, y estos discos amortiguan la columna vertebral y dejan espacio entre las vértebras. Estos discos permiten el movimiento entre las vértebras, lo que nos permite agacharnos y estirado.

  • Un disco puede salir de su lugar, es decir, se hernia  o puede romperse a causa de una lesión o distensión. Cuando sucede esto se genera una presión sobre los nervios raquídeos y produce dolor, entumecimiento o debilidad.
  • La parte baja de la columna es la más afectada por una hernia de disco. También son las cervicales las más afectadas y los discos de la espalda alta, muy rara vez se hernian.

Las hernias discales afectan en mayor proporción a los hombres de mediana edad y de edad avanzada, y generalmente se producen cuando se dan los siguientes casos:

  • Levantar objetos pesados.
  • Tener sobrepeso.
  • Doblar o torcer de forma repetida la espalda baja.
  • Sentarse o quedarse parado en una misma posición.
  • Tener un estilo de vida sedentario.
  • Fumar.

Tipos de hernia discal

Una hernia discal puede aparecer en cualquier punto de la columna vertebral, y para poder determinar de qué tipo de hernia discal se trata se realiza una clasificación de la patología, y en este sentido, puede ser cervical, torácica o lumbar. La hernia discal cervical y lumbar, son las más comunes.

Para entender mejor esta enfermedad o patología, tenemos que entender que la columna es un apilamiento de vértebras y entre ellas debe situarse el disco intervertebral que actúa como amortiguador. Este disco está formado por una cápsula más fibrosa y un centro de consistencia blanda que absorbe los impactos.

Masaje en la espalda

Estos son los mejores ejercicios para mejorar la hernia discal

Encontramos varios tipos de ejercicios para tratar y mejorar la hernia discal, son ejercicios que se adaptan a cada tipo de hernia, ya sea cervical, torácica o lumbar. Ya que no es lo mismo tratar una hernia cervical que lumbar. 

Realizar ejercicios para combatir estos dolores es una de las indicaciones médicas que se deben acompañar para tratar esta patología. Ya sean médicos como entrenadores o fisioterapeutas, recomiendan que es muy importante mantener una actividad física adecuada para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Como decíamos la hernia discal, puede aparecer y tener unas dolencias diferentes según dónde se encuentre en la columna vertebral. Del mismo modo, existen diferentes grados de dolor en las hernias discales, y para poder abordar mejor los ejercicios recomendados, tenemos que dividirlos según la localización, ya que no podemos recomendar un mismo movimiento para los tres tipos de hernias.

Ejercicios para tratar una hernia discal cervical

Un automasaje en el cuello es uno de los mejores ejercicios para tratar el dolor, a menudo esta dolencia se trata en la consulta de un fisioterapeuta donde realiza los masajes correctos y puede emplear técnicas como la kinestesia para reducir el dolor.

Es importante considerar el uso de los dedos y la dirección circular del movimiento. Los automasajes se pueden realizar en cualquier momento, ya sea en el descanso del trabajo o cualquier otro momento de relajación durante el día.

Por otro lado, la actividad física anaeróbica que se puede realizar en el gimnasio no es ninguna mala opción, es bueno para tonificar los músculos del cuello para fortalecerlo, así se genera más soporte y mejora el equilibrio central de la columna.

El peso debe manejarse con precaución, no tenemos que poner muchos kilos en las máquinas ya que los pinzamientos de la hernia discal cervical quitan la fuerza en los miembros superiores, y puede provocar flaqueza a la hora de sostener pesas o mancuernas.

Dolores de espalda

Ejercicios para la hernia discal torácica

En este caso, la hernia discal torácica o dorsal es menos conocida ya que es la que menos se produce. Abordar los ejercicios es más complicado que en el resto de tipos de hernia, sin embargo, también encontramos varios ejercicios que pueden servir para manejar y tratar esta patología.

El ejercicio que más se recomienda debe ser activo y progresivo. Se establecen rutinas de gimnasia concentrada en la estabilidad y la fuerza. Según avanza la recuperación y la ganancia de fuerza muscular el dolor empieza a desaparecer y la persona puede hacer una vida normal.

La práctica de ejercicio desempeña un papel muy importante en la rehabilitación, porque así se consigue mejorar el día a día de la persona y puede convivir sin dolor. Recomendamos acudir a un especialista para que pueda recomendar los mejores ejercicios y actividades.

Ejercicios para tratar una hernia discal lumbar

Esta hernia lumbar comienza con un dolor focalizado en la zona baja de la espalda que desciende por el trayecto del nervio ciático a la ingle, el muslo y hasta el dedo gordo del pie.

Los ejercicios que se realzan con terapia de calor, de manera que se relajen las fibras musculares circundantes a la sesión, casi siempre afectadas por contracturas musculares.

Para mejorar el estado físico es muy importante los estiramientos, y deben ser repetitivos. Los miembros inferiores tieenn que alcanzar su máxima amplitud, dentro de las posibilidades de cada paciente, liberar la rigidez del sistema nervioso.

Recomendamos el uso de balones de gimnasio para fortalecer la región muscular central del cuerpo. Además, de igual modo que en los ejercicios para tratar el dolor cervical, se pretende elevar la fortaleza de los tejidos circundantes para sostener el equilibrio de la columna.

Combate la hernia discal de manera natural

Los ejercicios para combatir la hernia discal son una alternativa al uso de analgésicos, evitarás tomar ibuprofeno contra el dolor si realizas estos ejercicios de manera regular y con precaución.

Para poder mejorar tu estado de salud, acude a un especialista para que te indique qué ejercicios son los mejores para tu tipo de hernia discal, llevando una vida activa, es manejable en la mayoría de las situaciones el dolor de las hernias. No dudes en acudir a tu fisioterapeuta de confianza ante cualquier dolencia que sientas. 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.