Mejores consejos para adelgazar después de los 50

mujer-triste-con-ansiedad Cuando vamos cumpliendo años, nuestro cuerpo empieza cambiar y nuestro organismo pasa por varias fases, en este caso, cuando llegamos a los 50 nuestro cuerpo empieza a ralentizar su metabolismo y es más complicado perder peso. 

Si estás buscando la manera de bajar de peso y tienes cerca de 50, seguramente habrás notado que es más difícil conseguir tus objetivos.

Los ayunos realizados de forma ocasional y de forma ordenada pueden resultar muy eficientes para perder peso una vez que superamos la barrera de los 50 años. Se debe además de acompañar con ejercicio y un descanso adecuado. 

Adelgazar siempre es posible, sin importar nuestra edad, sin embargo, dependiendo de la etapa en la que estemos puede resultarnos más complicado. Es muy importante llegar a los 50 años de una forma lo más saludable posible, por ello, es importante optimizar los hábitos de vida para conseguir que el organismo funcione mejor.

Para que puedas tener una salud de hierro y consigas adelgazar los kilos que te sobran, sigue nuestros consejos y recomendaciones para conseguirlo. 

chica con preocupaciones

Los mejores consejos para perder peso a los 50

A partir de los 50 nuestro cuerpo empieza a experimentar una serie de cambios que repercuten en su funcionamiento. Las producciones de algunas hormonas disminuyen y se pierde masa magra y algunas necesidades nutricionales. Ten en cuenta entonces, que las necesidades de nuestro cuerpo cambian.

Aumenta el consumo de proteínas

Las proteínas son muy necesarias para los músculos, y en esta etapa, la masa muscular es uno de los aspectos que más preocupan. Esto genera una reducción de la tasa metabólica basal por lo que impacta sobre el equilibrio energético, reduciendo el consumo de calorías.

Para evitar que la masa muscular se reduzca es importante garantizar un elevado consumo proteico. Porque se ha demostrado que tomar una mayor cantidad de proteínas puede prevenir algunas patologías como es la sarcopenia.

Aunque tenemos que destacar que no solo son importantes las proteínas, también aumentar la ingesta de aminoácidos, o el omega 3 cuentan con implicaciones a la hora de detener el catabolismo proteico y así preservar el músculo.

Cocina en casa y deja los procesados

Tenemos que tener un buen hábito alimenticio y para ello, conviene reducir la asiduidad a los restaurantes y las comidas preparadas. Todos los agregados industriales que podamos evitar eso que ganamos. 

Comer fuera de casa siempre tiende a engordarnos más de lo que podríamos comer en casa. Porque en muchas ocasiones no conocemos todos los ingredientes con los que cocinan, pueden utilizar con grasas de menor calidad, hidratos refinados y azúcares innecesarios. 

Por esta razón, es óptimo elegir siempre los productos frescos de gran valor nutricional. Los vegetales han de estar siempre presentes. Y las proteínas las deberíamos sacar antes de los pescados que no de las carnes. 

A la hora de preparar las elaboraciones en casa, opta por los métodos más saludables de cocción, como hervir, cocer, asar, o hacer las cosas a la plancha con un poco de aceite. Evita la carga extra de grasa, ya que no sería nada saludable comer muchos fritos a la semana.

Debes dormir bien para adelgazar

El sueño es muy importante, durante la noche y mientras dormimos, nuestro cuerpo se repara de todos los daños que hemos sufrido, en ese momento se equilibra la producción hormonal y se recuperan los tejidos del organismo.

El hecho de no dormir lo suficiente puede afectar también al apetito y al gasto metabólico del día siguiente. Por lo que un mal descanso supone un mayor riesgo para la salud ya que produce más obesidad.

Para conseguir mejorar la calidad del sueño es primordial variar algunos hábitos, cambiándolos para mejorar nuestra salud.

Mascarilla exfoliante con azúcar

Evita el azúcar después de los 50

El azúcar es muy nocivo a cualquier edad, sin embargo, uno de los puntos clave para evitar la obesidad es tener un exceso de azúcar en nuestro cuerpo. Es por ello, que lo consideramos el mejor consejo, evitar el azúcar después de los 50.

Es fundamental evitar el consumo regular del azúcar en nuestras comidas, si que existen evidencias conforme que estos incrementan el riesgo de desarrollo diabetes y obesidad.

Un caso excepcional es el de las frutas, la fructosa que se encuentra en su composición, aunque la concentración por pieza es muy baja y eso no nos debe preocupar. Tenemos que tener presente que la fruta también regula nuestro organismo ya que regula la absorción de los nutrientes en los intestinos.

Realiza ejercicio de manera regular

Realizar ejercicio y sostener una vida activa después de los 50 es fundamental para reducir el peso corporal. La actividad física es esencial para garantizar un estado óptimo de composición corporal.

Si no realizamos una actividad física, podríamos seguir una vida sedentaria y no sería bueno para nuestra salud. Hacer ejercicio nos garantiza un estado óptimo de composición corporal. Sin cuidar este factor será muy difícil alcanzar la eficiencia del funcionamiento del organismo.

El trabajo de fuerza retrasa las pérdidas musculares, se evita así un problema de carácter estructural. Además, es importante introducir un estímulo aeróbico de forma semanal. Con esto conseguimos tener un corazón activo.

Ayuno ocasional

Los ayunos intermitentes están de moda, consiguen reducir la resistencia a la insulina, así como prevenir la diabetes y la obesidad. Si se plantean de forma adecuada, puede ser un método muy eficaz para reducir el número de calorías ingeridas a nivel semanal, y se desequilibra la balanza energética.

A pesar de que existen ciertas limitaciones en el caso de los ayunos, una gran parte de la población se podría beneficiar de los mismos. Es esencial plantear un protocolo cómodo que permita realizarlos sin pasar hambre o sin generar ansiedad.

Adelgaza a partir de los 50

Es posible adelgazar cuando se tiene más de 50 años, aunque muchos crean que no es posible, por supuesto que es posible, aunque no es tan sencillo como decimos.

Solo tenemos que cuidar nuestros hábitos, incluir los más saludables y evitar los que no lo son tanto. Por lo que evita los fritos, las grasas saturadas, los azúcares innecesarios y utiliza los mejores ingredientes para tus cocinas caseras.

Intenta que no te entre la pereza y sal a caminar, en bici o nadar si es lo que más te gusta. Lo importante no es tanto un plan dietético estricto sino unas pautas alimenticias saludables y ejercicio combinado con un buen descanso.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.