¡No se lo añadas al café!

taza-cafeEl café es una bebida que está muy presente en gran parte de las mañanas de madrugadores y no tan madrugadores. Una bebida que se puede disfrutar tranquilamente en casa, en el trabajo, después de una comida, en cualquier parte.

Existen multitud de variantes, cada persona lo toma de manera diferente, con azúcar, corto de leche, solo o con agua. Sin embargo, después de mucho tiempo con nosotros, se ha detectado que existen unos productos que no son recomendables mezclarlos con el café.

El café ha creado siempre muchas controversias en cuanto a si es beneficiosa o no para nuestra salud, esto dependerá siempre de la cantidad y del consumo que se le de. Para algunos es un amigo fiel, para otros es el peor enemigo.

cafeteria

Cuándo tomar café

En lo que se han puesto de acuerdo es en elegir el mejor momento para tomarlo. Por ejemplo, a primera hora de la mañana, casi sin haberle dejado tiempo al cuerpo a espabilarse, es nocivo para la salud. Durante esas horas el cuerpo está produciendo más cantidad de cortisol, la hormona que se encarga de equilibrar el estrés y reducir los niveles de glucosa en la sangre.

Por otro lado, si lo consumimos justamente antes de dormir puede provocarnos insomnio y malestar. El hecho de pasar una buena o mala noche dependerá en gran medida de los alimentos que ingerimos a lo largo del día y sobre todo antes de acostarnos.

Por lo que las horas más propensas y recomendadas para tomar café son entre las 10 y 12 del mediodía y las 2 y las 5 de la tarde.

nata-café

No mezcles estos ingredientes con el café

Tomar de forma prudente el café puede rebajar el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, problemas respiratorios o accidente cerebrovasculares. Aun así, no se debería superar la ingesta de dos tazas por día.

Eso sí, para poder recibir todas sus ventajas es conveniente tomarlo solo, sin añadidos. A continuación, os diremos cuáles son los peores ingredientes que podemos echarle a nuestro café matutino.

cafe-leche

Leche

La leche cuando es agregada al café, éste pierde polifenoles que actúan como antioxidantes. Son las grasas de la leche entera que que prohíben la absorción. Por ello, si se añade algún tipo de leche, lo ideal sería la leche descremada, la versión más desnatada aunque seguiría sin ser del todo saludable.

Las leches vegetales pueden ser mejor opción, aunque lo ideal es tomar el café solo para recibir todas sus propiedades.

Leche en polvo

El polvo lácteo es peor que la leche en estado líquido. Para conseguir que la leche en polvo tome la consistencia de la leche se le añaden jarabes de maíz y aceites vegetales hidrogenados, nada apetecible si lo que buscamos es cuidar nuestra salud.

Además, estaremos añadiendo calorías vacías, grasas artificiales que se acumulan en nuestras arterias. Las personas que se acostumbran a tomar este tipo de leche están directamente relacionadas con la diabetes, la obesidad, colesterol y las enfermedades cardíacas.

azúcar

Azúcar blanco

Mucho se ha hablado del azúcar blanco refinado y no es para menos, según todos los nutricionistas es uno de los peores alimentos que podemos encontrar. A su vez, la Organización Mundial de la Salud, propone no superar la dosis de 25 gramos de azúcar al día, el 5% de la energía que necesitamos durante una jornada.

El sabor amargo del café hace que muchas personas añadan endulzantes, pero es preferible ir acostumbrándose poco a poco a su sabor y no introducir en nuestro organismo azúcar que a la larga puede ser muy dañino y además, nos puede provocar un aumento de peso por culpa de sus calorías vacías.

Se debe intentar tomar el café solo o bien, recurrir a las alternativas más saludables como la panela, o el azúcar integral.

cafe-con-nata

Sabores adicionales

A día de hoy encontramos multitud de cafeterías modernas que añaden al café sabores en forma de siropes y preparados nada saludables. Esencias de vainilla, cremas, caramelo o chocolate son las más comunes. O el famoso topping de nata que aunque crea una imagen muy apetecible no es nada beneficioso.

Esto añade a nuestro café muchas calorías vacías que no ayudan en la absorción de los nutrientes del café. Se debe realizar el esfuerzo y si uno está en proceso de perder y bajar de peso tiene que evitar todas estas ricas opciones pero nada saludables.

Alcohol

Es habitual ver cómo la gente toma su café con un pequeño chorrito de whisky, ron o coñac. Esto ayuda a entrar en calor al cuerpo en los días más fríos. La temperatura corporal se eleva de inmediato pero el alcohol en sí no nos proporcionará nada más.

Desde aquí proponemos a los más cafeteros tomarlo solo, un buen café de calidad, recién hecho, caliente, en su punto y sin añadidos. Las personas que se acostumbran a tomarlo solo reciben todas las propiedades y nutrientes de sus granos y a la larga todo su organismo se lo agradecerá.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *