Cómo mejorar la calidad del aire de tu hogar

Salón con muebles y sofá blancos

Cuando se piensa en el hogar a veces se olvida lo más fundamental para la salud de los seres vivientes: la calidad del aire del hogar. El aire que respiras en tu casa es tan importante cómo la decoración o el buen gusto que quieres mostrar en cada uno de tus accesorios. Tu hogar es estupendo cuando está bien decorado o cuando lo tienes todo bien ordenado, pero sin una buena calidad de aire, dejará de ser un buen hogar para ti y tu familia.

Además, si tanto tú como alguien de tus familiares sufre asma o alergias, la calidad del aire puede ayudar mucho a mejorar la calidad de vida de los integrantes de tu hogar. Si no sabes qué tienes que hacer para que se mejore la calidad del aire de tu hogar, no pierdas detalle de lo que a continuación te detallamos.

Consejos para mejorar el aire de tu hogar

Disfruta de un hogar con plantas

Las plantas naturales pueden ser un buen aliado para que tengas el aire de tu hogar limpio. Escoge plantas de interior para que tu casa pueda tener un aire renovado cada día. Hay personas que piensan que las plantas lo que hacen es robarles el oxígeno, pero la realidad es que las plantas te ayudarán a limpiar el aire de tu casa y que lo que respiras sea aire limpio.

tener un buen despertar

Airea cada habitación

Las habitaciones de dormir por las noches pueden estar bastante cargadas de bacterias o simplemente, puedes notar como el aire se siente más pesado. Es importante que abras las ventanas cada mañana para que el aire se renueve no solo en los dormitorios, sino en todo tu hogar.

Esta acción puedes realizarla durante todas las épocas del año. Cuando es primavera o verano es más fácil, ya que además de airear puede entrar una fresca brisa en tu casa, pero cuando es invierno también es necesario que lo hagas. En invierno, no es necesario que tengas las ventanas abiertas todo el día, pero sí tenerlas por lo menos 10 minutos para que le dé tiempo a las estancias a poder airearse correctamente.

Mantén un buen control de humedad

Si el ambiente es demasiado seco o demasiado húmedo, la humedad puede crear dificultades para respirar. El aire que es demasiado seco puede hacer que duelan las membranas mucosas porque son bastante delicadas. Donde la humedad  está por encima del 50% puede dificultar la respiración para los asmáticos, así como fomentar el crecimiento de moho en el hogar.

En este sentido, airea las habitaciones como te comentamos en el punto anterior y ten un buen mantenimiento en tu hogar para que la humedad sea la correcta.

Utilizar un felpudo

Algo tan sencillo como tener un felpudo en tu casa te puede ayudar a mantener una buena calidad del aire en tu hogar. Cundo te limpias los pies antes de entrar en casa, estarás haciendo que entre menos polvo en tu hogar y que por tanto haya menos probabilidades de irritar la respiración de las personas que viven en el interior de tu casa.

Salón con ventanas venecianas

Puertas y ventanas cerradas cuando no estés en casa

Tratar de mantener las ventanas y las puertas cerradas cuando no estás en casa, también ayudará para reducir la cantidad de polvo que sopla desde el exterior y que se mete en el hogar cuando están las ventanas y las puertas demasiado tiempo abiertas.

Conductos limpios en los aires acondicionados

A menudo olvidamos que estos filtros de aire además de darnos un buen servicio deben estar limpios. Es necesario que te asegures de que los filtros de estos aparatos están limpios, limpiándolos por lo menos dos veces al año para reducir el polvo en su interior y que además, puedas aumentar la vida útil de la maquinaria y que los filtros están trabajando a su máxima eficacia. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *