Mejillones beneficiosos para nuestra salud

  

Puede que sea uno de los alimentos que provienen del mar más consumido en nuestro país. El mejillón es muy popular, un producto natural y muy saludable, su sabor es suave, delicioso y sugerente.

Quizá nunca te hayas planteado cuáles son las propiedades o los beneficios que pueden otorgarte los mejillones, sin embargo, para eso estamos nosotras para contarte por qué son tan beneficiosos para el organismo.

Los mejillones se encuentran dentro de la familia de las almejas y moluscos. Viven en el agua salado y agua dulce. Se pueden consumir ya sean cocidos, ahumados, al vapor, fritos o incluso a la parrilla. Necesitan una fuente de calor para que se abran.

Son populares tanto en el Pacífico como en Europa. Es uno de los alimentos más naturales y orgánicos. Sus propiedades y beneficios para la salud son ideales para nuestro organismo.

Cultivo de los mejillones

El cultivo del mejillón se realiza a través de un sistema de bateas, unas plataformas sujetas al fondo del mar, se penden unas cuerdas en las que se adhiere la semilla del mejillón mediante unas mallas.

Estas mallas se deshacen, dejando libre al mejillón que se sujeta a la cuerda. Pasados 4 meses los mejillones se retiran de esas primeras cuerdas y se reparten en otras tantas para repartirlas por pesos.

Se recolectan definitivamente pasados el año.

Propiedades de los mejillones

Los mejillones tienen grandes propiedades, los cuales destacamos:

  • Reducen la depresión.
  • Son antiinflamatorios.
  • Mejoran la salud de los huesos.
  • Combate las infecciones.
  • Controlan la presión arterial.
  • Aumenta el sistema inmunológico.

Beneficios del mejillón

Los mejillones son ricos en proteínas, bajos en grasa y calorías. La mayoría de esas grasas son ácidos grasos poliinsaturados omega 3. Por otro lado, son ricos en vitaminas y minerales, de los cuales destacan el calcio, yodo, hierro, potasio y magnesio.

  • Ayudan a la reparación y crecimiento de los tejidos. En este caso, necesitamos consumir proteínas por muchas razones, nos ayuda a la reparación de tejidos, el crecimiento, producir hormonas y enzimas para generar masa muscular.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias. Los ácidos omega3 son esenciales y los mejillones la poseen incluso más cantidad que otro tipo de marisco.
  • Ayuda a tratar la depresión.  Los mejillones contienen vitamina B12, un tipo de vitamina que ofrece grandes beneficios para la salud. Está directamente relacionada con el estado de ánimo, por esta razón, se dice que mejora los casos de depresión. Se recomienda un consumo de 2,4 microgramos al día de esta vitamina, por lo que una buena forma de conseguirla es consumiendo mejillones.
  • Mejora el estado de huesos, dientes, cartílago y la piel. Por otro lado, los mejillones también son ricos en vitamina C, pueden llegar a darnos casi el 20% de la vitamina C que necesitamos, por lo que son una buena opción a considerar. Esta vitamina repara y mantiene una buena calidad de cartílago, huesos y dientes.
  • Combate diferentes tipos de infecciones. Estimula la producción de glóbulos blancos, contiene la provitamina A, que nos ayuda a mejorar nuestra visión. Estimula la reparación de los huesos y regula el crecimiento y la división celular.
  • Es rico en selenio, por lo que previene de infecciones y poder antioxidante.
  • Controla la presión arterial del cuerpo y el volumen sanguíneo.
  • Es rico en fósforo. Un mineral que desempeña un papel importante en la forma en que el cuerpo utiliza los carbohidratos y las grasas.
  • Rico en potasio. Este componente hace que nuestro organismo funcione correctamente.

Consejos para cocinar mejillones

Es importante tener en cuenta un cierto tipo de pautas para conseguir los mejores mejillones de la zona y saber cómo prepararlos para que no pierdan ninguna propiedad nutricional.

  • Pregunta dónde es el mejor lugar de tu zona para comprar mejillones.
  • No consumas los que están rotos, astillados.
  • Debes realizar una limpieza de las cáscaras y desechar los hilos. Después colócalos en un recipiente de agua fría.
  • Los mejillones deben estar vivos a la hora de ser cocinados, de lo contrario, pueden ocasionarnos una indigestión e intoxicación alimentaria.
  • Una vez cocinados desecha los que no se hayan abierto. 
  • No los encierres en una bolsa de plástico porque podrían morir. Mejor en un bol con agua.
  • No agregues sal al agua donde los cocines ya que podría salarse demasiado.


Categorías

Nutrición, Salud

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro profesional. Entre radio, televisión y pequeñas productoras dejo un hueco de mi agenda para compartir con vosotros lo más interesante que me encuentre por este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.