Meditación para madres ocupadas

Si eres madre sabrás que los días pasan volando y que las horas parecen minutos en muchas ocasiones. Es importante que tengas tiempo para ti para mejorar tu estado interior y tu convivencia con tu familia. La meditación es una de las formas más poderosas de conseguir tu paz interior y que tu vida familiar, mejore.

Todas las madres están ocupadas, hay muchas cosas que hacer durante todo el día. Desde el momento que diste a luz, tu cuerpo ya sufrió grandes cambios y un gran estrés. Te adaptaste a tu nuevo bebé y aunque fue difícil, lograste mejorarte y conseguir que tu bebé se sienta protegido y amado a tu lado todo el tiempo.

A medida que los niños van creciendo, necesitan atención y esto te puede generar aún más estrés. Debes encontrar el tiempo para meditar, porque aunque te parezca un lujo como madre ocupada que eres, debes conseguirlo.

La meditación reduce el estrés

Si meditas cada día, te darás cuenta como se va reduciendo tu estrés, además te ayuda a adaptarte mejor a la maternidad. Tanto si meditas en casa como en tu trabajo, mejorarás tu salud y tu bienestar físico y mental.

No hace falta que estés 30 minutos meditando, aunque solo sean 10 minutos será más que suficiente para que puedas recargar las pilas diarias. Si crees que no podrías hacerlo, no te pierdas estos consejos para conseguirlo.

Hazlo todos los días

Ya sea en la cola del supermercado, durante unos minutos antes de que los niños se despierten, o incluso en ese par de minutos en la ducha, asegúrate de meditar todos los días. La consistencia es importante para obtener realmente los beneficios de la meditación. Muchos programas recomiendan hacerlo a la misma hora todos los días, pero a veces puede ser más práctico hacerlo en las mismas circunstancias todos los días. Una vez que encuentres estos momentos, descubrirás que hay tantas oportunidades para meditar a lo largo de tu día sin que tengas que estar mirando el reloj todo el tiempo.

Usa piedras preciosas

Meditar es algo que todos pueden encontrar un poco de tiempo para hacer cada día, y las madres especialmente pueden obtener un gran beneficio de hacerlo. Las gemas preciosas y semipreciosas tienen propiedades que mejoran la meditación al agregar energías específicas de las piedras. Pueden guardarse en un espacio especial en tu casa o llevarlas contigo en una bolsa o en tus propias joyas. La clave aquí es aprender sobre las energías de las diferentes gemas y encontrar algunas que se adapten a tus necesidades.

Puedes usarlas en rituales como meditaciones de chakras o simplemente mirarlas fijamente para infundirte en una meditación que te proporcione armonía y bienestar.

Una vez que empieces a darte cuenta de los beneficios de la meditación en tu vida, te darás cuenta de que ya no puede faltar en tu vida. Querrás encontrar estos momentos para ti porque mejorarán tu estado de ánimo, tu salud emocional, tu cuerpo por dentro y por fuera, y además, te sentirás mucho más capaz de poder saltar las adversidades diarias, ¡tu familia agradecerá que estés tan tranquila diariamente!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *