Me huelen mucho las axilas, ¿qué hacer?

elimina mal olor de las axilas

El olor de las axilas puede resultar un tanto incómodo. Tanto para que el lo sufre en primera persona como para todos los demás que están a su alrededor. Lo cierto es que puede ser un tanto complicado resolverlo, pero hoy te vamos a presentar una serie de soluciones rápidas y sencillas.

Sudar en momentos concretos, y dependiendo de nuestra actividad física, es algo más que habitual. Pero lo cierto es que en ocasiones se convierte en algo más complicado. Puede que forme parte de nuestra vida más de lo que podíamos imaginar. Tenemos que controlar que las bacterias no se desarrollen en las axilas. ¡Descubre cómo!

Bicarbonato con limón

Sin duda, sabemos que el bicarbonato es perfecto para neutralizar los olores. Pero además, es siempre necesario en nuestro hogar para el tema de la limpieza. En este caso nos vamos a quedar con la primera parte y para ello, mezclaremos un par de cucharadas con el zumo de un limón para crear una pasta. Después de ducharte, lo podrás aplicar dejar unos minutos y eliminar con agua. Eso sí, no lo hagas tras la depilación.

limon para axilas

Vinagre para las axilas

Es cierto que el olor del vinagre también es un poco fuerte. Pero en este caso lo mejor es aplicar la solución por las noches, cuando ya no vayas a salir de casa. El vinagre controla bien las bacterias y evitará que posen en esta zona y que el mal olor se desprenda. Para ello, debes empapar un paño limpio con vinagre y pasarlo por las axilas. Por la mañana, al ducharte, se irá el olor del vinagre y con él, también el de la sudoración.

Aceite del árbol de té

Los aceites esenciales también son básicos para controlar este problema. En este caso vamos a usar el de árbol de té. Ya que este cuenta con propiedades anti-bacterianas, así que podremos usarlo solo o bien, mezclarlo con aceite de lavanda. Un remedio perfecto que por otro lado, también nos deja un buen olor a tener en cuenta.

aceites esenciales

Cuida tu dieta

Los remedios caseros siempre pueden funcionar a la perfección. Pero es cierto que no siempre son muy duraderos. Por lo que no hay nada como intentar poner la solución desde dentro. Nada drástico, sino que debemos incorporar más alimentos frescos, verduras, frutas y como no, productos ricos en fibra. Verás como con un paso así y algunos de los remedios caseros, podrás fin al problema que hoy nos ocupa.

Lava las axilas con jabón antibacteriano

El jabón con perfume no nos va a ayudar a largo plazo con nuestro problema, por ello, lo más aconsejable es que usemos un jabón antibacteriano. Usarlo dos veces al día será más que suficiente. Para ello, debes humedecer las axila y aplicar el jabón. No solo es por la higiene en sí, que también, sino porque en este caso intentará decir adiós a todo tipo de bacterias que están almacenadas en la piel.

jabón antibacteriano

Evita las prendas muy ajustadas

La ropa muy ajustada o hecha de tejidos sintéticos, no permiten que la piel respire tan bien cómo se merece. Por lo que es habitual que el sudor se haga más presente y más intenso. Por lo que siempre debemos tenerlo en cuenta, ayudándonos de algunos otros remedios, conseguiremos el buen resultado.

Tratamientos para las axilas

Claro que además de todos los remedios caseros, también podemos llegar a hablar de palabras mayores y tengamos que recurrir a la opción del láser para tratar las glándulas aprocrinas. Aunque también está la opción de la liposución para terminar con este tipo de glándulas. Finalmente, gracias a la eliminación de los vellos de esta zona del cuerpo, también conseguiremos mejores resultados de lo que pensamos. Valora todas las opciones y decántate por la que más te conviene. 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.