Mascarillas para cuidar la zona del cuello

Cuidados del cuello

La zona del cuello es una de las más sensibles y en donde primero llegamos a notar el paso del tiempo. Tanto las arrugas como la flacidez se notan mucho en esta zona, puesto que la piel es fina y en muchas ocasiones no le damos los cuidados que necesita. Por eso vamos a ver cómo hacer algunas mascarillas para cuidar la zona del cuello.

Esta zona del cuello es una de las primeras en las que notamos que el tiempo ha pasado y no nos damos cuenta hasta que es tarde, por lo que los cuidados siempre son bienvenidos. Hay muchas mascarillas que te pueden ayudar a mantener el cuello terso, joven y bien hidratado.

Exfolia la zona del cuello y escote

Una de las mejores cosas que podemos hacer por nuestra piel es realizar una buena exfoliación que quite las células muertas para que todos los tratamientos que aplicamos se absorban mucho mejor. Utiliza unas cucharadas de aceite de oliva que es muy hidratante y también un poco de azúcar moreno. Con esta mezcla puedes exfoliar la zona con suavidad para que la piel quede tersa y suave. Cualquier mascarilla o tratamiento que utilices después será más aceptado por tu piel. Masajea la zona con cuidado y retira después con un poco de agua y jabón o simplemente en la ducha.

Mascarilla con aceite y miel

Aceite de oliva

Mezclar miel con algunas gotas de aceite puede ser una gran idea. Esta mezcla es ideal para hacer una mascarilla ultra hidratante. Esta zona del cuello lo que necesita es una hidratación profunda. En muchas ocasiones nos olvidamos de aplicar la crema sobre la zona del cuello y es por ello que esta zona puede no estar tan hidratada como debería. En este caso tenemos esta mascarilla que nos ayuda a hidratar la zona en profundidad, algo que hace que la piel se encuentre más suave y tersa. Es ideal si la aplicamos después de la exfoliación. Estos dos ingredientes son muy hidratantes y además la piel tiene propiedades antibacterianas por lo que nos puede ayudar a evitar el problema de los granitos en la piel en caso de que tengas algunos en el cuello.

Aloe vera y pepino

Si el problema que tienes es que tienes manchas o arrugas en la piel del cuello y quieres rejuvenecerlo no hay nada mejor que aplicar esos ingredientes naturales que le pueden ayudar. En este caso hablamos del aloe vera, que es un ingrediente multiusos, es ideal para las pieles enrojecidas, para las que sufren con el sol y las pieles más sensibles, pero también para mantener la piel joven y nutrida. Por su parte el pepino ayuda a nutrir y rejuvenecer la piel. Para hacer esta mascarilla puedes utilizar rodajas de pepino y el gel de aloe vera para aplicar ambos sobre el cuello. También puedes hacer una pasta con el pepino y mezclarlo con el gel de aloe vera para aplicar directamente ambos sobre la piel.

Mascarilla de aguacate y aceite de rosa de mosqueta

Aguacate

Estos ingredientes son otros que pueden ayudarte a mejorar la zona del cuello. El aguacate es un ingrediente que ayuda a hidratar la piel gracias a sus grasas naturales. Por otro lado, el aceite de rosa de mosqueta nos ayuda a combatir las manchas en el cuello, algo que puede ser habitual si no hemos utilizado protector solar o por ese tipo de manchas que aparecen con el paso del tiempo. Puedes utilizar un aguacate maduro y hacer una pasta a la que le añadas este tipo de aceite, el cual es perfecto para cuidar la piel. También nos ayuda a mejorar la juventud de la piel.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.