Mascarillas naturales para cuidar tus manos

Mascarilla de manos

Las manos sufren muchas agresiones tengamos la edad que tengamos y es en uno de los primeros lugares en los que se nota el paso del tiempo. Para proteger nuestras manos tenemos que trabajar en ello a diario, pues es una zona de nuestra anatomía que se ve muy expuesta. Es por eso que vamos a ver algunas mascarillas naturales para cuidar las manos.

Las manos sufren hoy en día por muchos motivos y también por el uso de geles hidroalcohólicos. Es habitual tener las manos secas y con problemas. Esto hay que atajarlo a diario con cuidados básicos, pero también podemos utilizar algunas mascarillas que aumenten estos cuidados y dejen nuestras manos calmadas y rejuvenecidas.

Mascarilla exfoliante con azúcar

Azúcar

Una de las cosas que debemos hacer para tener una piel suave y regenerada es utilizar los exfoliantes. Este tipo de productos ayudan a retirar las pieles muertas para que la piel luzca mucho más tersa y con un luz especial. Además, es el tratamiento previo ideal para poder añadir hidratación, ya que una vez exfoliada, la piel absorbe mejor todos los componentes que le aplicamos. El azúcar es uno de los ingredientes naturales que mejor sirve de exfoliante y todos lo podemos encontrar en nuestro hogar. Es tan sencillo como utilizar un poco de azúcar y algo de aceite de oliva para que la aplicación sea fácil. El aceite hidratará al mismo tiempo nuestras manos y conseguiremos que se encuentren mucho más suaves con una aplicación. Haz la mezcla y realiza suaves masajes con una y otra mano. Finalmente lava las manos para aplicar después tu hidratante de manos habitual. Notarás rápidamente la diferencia.

Mascarilla con yema de huevo

Yema de huevo

Todas sabemos que la yema de huevo nos puede servir como estupenda hidratante para el cabello o para hacer una mascarilla para el rostro, pero también se puede utilizar para las manos. Reserva la yema de huevo y úsala en las manos extendiéndola y dejándola actuar. Lava con agua tibia a continuación y notarás que tus manos están más suaves. Siempre que te sobre alguna yema de un postre la puedes utilizar con este fin, no las desperdicies pues son muy buenas para tu piel.

Mascarilla hidratante con miel

Miel

La miel tiene poder antiséptico y nos ayuda también a mantener la piel con humedad. Es una mascarilla un poco más engorrosa que otras pero podemos asegurar que la miel cura nuestra piel. Si tienes alguna herida en las manos o están agrietadas, es lo más recomendable. La miel ayuda a que las heridas no se infecten y las grietas se curen con rapidez. Al mismo tiempo, se trata de un ingrediente que mantendrá las manos hidratadas y nutridas durante mucho más tiempo. Disfruta utilizando miel en tus manos y deja actuar veinte minutos. Si tienes sequedad en ellas verás cómo mejoran con varias aplicaciones.

Mascarilla antirojeces de aloe vera

Aloe vera

Si eres de los que tienen piel sensible y tus manos se enrojecen con facilidad al trabajar o al exponerse al sol, entonces te hace falta tener aloe vera en casa. Esta planta tiene unas propiedades curativas para la piel que resultan inigualables y por ello se recomienda en las pieles más sensibles. Si tus manos están rojas puedes aplicar el aloe vera por la noche con unos guantes y dejarlo actuar. Te levantarás con las manos bien y con la piel suave e hidratada.

Mascarilla hidratante con aceites

Aceite de almendras

Por la noche también puedes aplicar aceites y dejarlos actuar en tus manos para levantarte con ellas totalmente suaves e hidratadas. Recomendamos aceites como el de almendras dulces o bien el aceite de granada, ideal para evitar el envejecimiento en la piel de las manos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.