Mascarillas con naranja que cuidarán y protegerán tu piel

Mascarillas con vitamina C

¿Has hecho alguna vez mascarillas con naranja? Pues ha llegado el momento de dar el paso. Como bien sabrás, la naranja es una de las frutas siempre imprescindibles en nuestro hogar. Porque cuenta con vitamina C y esto, para la piel, hace que le otorgue más colágeno. Sí, algo básico que mantendrá a raya las líneas de expresión o las arrugas así como la flacidez.

Claro que por otro lado, la naranja también tiene propiedades antioxidantes y esto hace que la piel se pueda regenerar y estar siempre protegida ante todo tipo de factores externos. Seguro que con las mascarillas que te proponemos dirás adiós a los granos o espinillas y conseguirás disfrutar de una piel más suave y tersa. ¡Descubre cómo!

Los cítricos y el yogur

Se trata de una combinación más que perfecta y por eso, no podíamos dejarla en el tintero. En este caso, para aprovechar todas esas ventajas de la vitamina C no solo vamos a usar una cucharada del zumo de una naranja, sino que también le añadiremos otra de limón. Este también se encarga de blanquear y de limpiar la piel, por lo que es de lo más necesario. A ambos cítricos le sumamos una cucharada colmada de yogur natural y mezclamos bien. Es el momento de extenderlo por el rostro pero sin tocar la zona de los labios o los ojos. Dejarás que actúe unos 20 minutos y retiras con agua.

Mascarillas con naranja

Cáscara de naranja y avena

Parece que es el momento de apostar por mascarillas con naranja pero no solo usando su zumo, sino también la cáscara. En este caso, necesitamos triturar la cáscara de la naranja con unos 25 gramos de avena y 65 gramos de yogur natural. Claro que puedes ir ajustando ligeramente los ingredientes para que no te quede demasiado suelta ni tampoco muy pastosa. Si esto último ocurre, recuerda que unas gotitas del zumo de la naranja siempre son perfectas. Disfruta y relájate durante 15 minutos y luego, retira de nuevo con agua. Una mascarilla como esta, además de limpiar también nos aporta hidratación a la piel, que es sumamente importante.

Mascarillas con naranja y miel

Si bien el yogur es uno de los grandes básicos a la hora de hacer mascarillas para la piel, la miel no se queda atrás. ¿Por qué? Pues porque cuenta con numerosos beneficios entre los que se encuentran el ser antiinflamatoria y antibacteriana. También se usa como exfoliante para limpiar la piel profundamente (lo que viene idóneo para las pieles con acné) y le añade las vitaminas necesarias así como la hidratación. Por ello, debemos tenerla siempre cerca. En este caso para realizar la mascarilla vamos a necesitar el zumo de una naranja grande, o en su defecto de dos, que mezclaremos con dos cucharadas de miel. Aplícala sobre el rostro y déjala actuar un cuarto de hora para luego eliminar con agua.

Tratamientos con naranja

Zumo de naranja para la limpieza facial

Quizás como mascarilla en sí no es, pero tampoco nos íbamos a marchar sin mencionar una opción como esta. Se trata de apostar por una limpieza con zumo de naranja. Es de lo más sencillo porque solo tienes que mojar una gasa en dicho líquido e ir aplicándola por todo el rostro. Intenta que la piel se vaya impregnando del zumo y lo dejamos reposar un par de minutos. De manera que así podamos ver un mejor efecto. Llega el momento de retirarlo y puedes hacerlo con movimiento circulares porque además de un buen masaje, estaremos realizando una limpieza más profunda. Recuerda que para retirarlo lo harás con otra gasa y que, en este caso, esté mojada con agua.

¿Te gusta apostar por los trucos caseros? Entonces prueba estas mascarillas con naranja porque pronto verás los mejores efectos en tu piel.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.