Mascarilla para el pelo graso

El pelo graso es uno de los más complicados que hay, porque si tiene mucha tendencia a producir sebo nos va a dar mucho trabajo, necesitando lavados incluso a diario. Quien tiene el pelo graso y además tiene la casualidad de tenerlo fino, siempre estará luchando con este aspecto de pelo con poco volumen y sucio. Por ello vamos a daros algunas ideas en mascarillas para el pelo graso.

Una mascarilla para el pelo graso tiene que cuidarlo y reducir esa tendencia al sebo que tiene el cabello. Hay productos específicos para este tipo de pelo, que deben actuar en la piel, pues es en ella en donde se produce el sebo. Por lo tanto, para que una mascarilla funcione debe ser aplicada en el cuero cabelludo, pues es el que necesita cuidados para reducir la grasa.

Mascarilla de huevo y limón

Si queremos que se reduzca la grasa en nuestro cuero cabelludo podemos hacer uso de aquellos ingredientes que sean astringentes. Busca lo que tenga poder astringente y descubre si es bueno para tu cuero cabelludo. En este caso tenemos una mascarilla con clara de huevo y limón. Hay que decir que el limón en la piel suele ser fuerte por lo que no se recomienda si además del cuero cabelludo graso lo tienes sensible. En esos casos es mejor decantarse por otro tipo de ingredientes. El limón tiene muchas propiedades, entre ellas la de ser astringente en la piel, por eso se usa en mascarillas para pieles grasas. Mezclado con la clara de huevo aporta hidratación y además evita que sea muy fuerte con la piel. Debes mezclar dos claras de huevos con el zumo de un limón y hacer una sencilla mascarilla, dejándola actuar unos veinte minutos.

Mascarilla con aloe vera

Si tu cuero cabelludo es graso y sensible es mejor que pruebes con el aloe vera. Aunque no es un producto astringente tiene la gran propiedad de cuidar el cuero cabelludo y limpiarlo de los residuos que puedan quedar de los productos que utilizamos a diario y que también contribuyen a que el pelo se ensucie. Esta mascarilla se puede mezclar con aceite esencial de naranja para mejorar el poder astringente. En las pieles sensibles es muy recomendable hacerla al menos una vez a la semana para cuidar al máximo el cuero cabelludo.

Mascarilla de arcilla blanca

La arcilla es un producto natural que tanto cuida nuestra piel como nuestro cabello. Puedes comprar la arcilla blanca en polvo, mezclarla con agua embotellada en un recipiente que no sea de metal y crear una especie de pasta o barro. Aplica sobre el cuero cabelludo y deja actuar media hora. Es uno de los mejores remedios que hay para el cabello y el rostro con grasa, que además respeta la piel y la limpia. La arcilla blanca suele usarse en pieles más sensibles aunque también es apta para el cabello graso la mítica arcilla verde de siempre, que además suele ser mucho más fácil de encontrar, ya que se utiliza mucho más.

Mascarilla de aceite de jojoba

Aunque esto pueda parecer algo raro, lo cierto es que el aceite de jojoba puede ayudarnos a reducir la grasa, tanto en el rostro como en el cuero cabelludo. Este aceite tiene la capacidad de limpiar la piel sin taponarla mientras la hidrata. Pero tiene una composición tan parecida al de la grasa de la piel que normalmente hace que esta reduzca la producción de grasa en gran medida. Quienes tienen la piel seca no deben usarlo con asiduidad, pero es muy recomendable para las pieles grasas, ya que con varios usos se puede ver cómo la piel es menos grasa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *