Mascarilla negra, la nueva tendencia para tu piel

Desde hace un tiempo vemos que todo el mundo habla de una mascarilla negra que viene de la cosmética coreana, y que nos trae la posibilidad de acabar con los molestos puntos negros. Sin duda ya sabréis de qué os hablamos, porque los vídeos mostrando su eficacia circulan por toda la red. Ciertamente son cada vez más las personas que la usan, pero ojo, porque hay que tener en cuenta algunas cosas.

Esta mascarilla negra puede ser eficaz y un gran descubrimiento, pero en algunas ocasiones ha causado irritaciones. Su efecto de arrastre hace que se pegue a la piel, y que en ocasiones, dependiendo de los ingredientes que lleve, cause daños en ella, así que debemos tener en cuenta algunas cosas.

¿Qué es la mascarilla negra?

Mascarilla negra

La mascarilla negra tan famosa viene de la belleza asiática y se llama Pilaten Mask. Se compone de carbón, bambú, minerales y extractos naturales. Esta mascarilla se tensa y se pega a la piel, de forma que cuando la quitamos arrastra los puntos negros e impurezas.

Auge de la mascarilla negra

Desde que se descubrió esta mascarilla, todo el mundo ha decidido comprarla y muchas marcas han sacado sus propias versiones low cost. Ojo, porque si los ingredientes son baratos puede que la mascarilla sea algo agresiva con la piel. Hemos visto mucha gente contenta con esta mascarilla, de ahí su gran popularidad, pero también personas que han mostrado su lado negativo. Al pegarse a la piel puede causar irritaciones, y al surgir imitaciones en el mundo de la cosmética son muchas las personas que ya están haciendo críticas negativas. El consejo es buscar entre las opiniones y comprar las mejores marcas, con ingredientes que no sean agresivos con la piel.

También hemos visto cómo hay gente que se ha atrevido a hacer su propia mascarilla casera con carbón y con pegamento. No nos parece una buena idea para nada, y es que hay que tener mucho cuidado con lo que utilizamos en la piel. Mejor fiarse de buenas marcas que utilizar lo que nos parezca más barato, porque esto a veces sale bien caro.

Pieles sensibles

Mascarilla negra

En el caso de las pieles sensibles no siempre está indicada. Es algo fuerte con la piel, ya que se pega a ella y hay que dar cierto tirón para retirarla poco a poco. Las pieles sensibles deberían evitarla, ya que puede causar fácilmente irritaciones. Si aún así quieres probarla, siempre es mejor utilizar un poco en una pequeña zona y ver el efecto sobre ella.

Cómo usar la mascarilla negra

Esta mascarilla es una pasta de color negro que se usa en la cara como otra mascarilla. Al quedarse más tensa, siempre recomiendan echarla en lugares determinados, como la frente o la nariz, para que sea más fácil de quitar. Además, debes tener cuidado con el tiempo de exposición, que suele ser unos 15 minutos. Cuando notes que se está secando porque se tensa un poco más, entonces ha llegado el momento de quitarla, porque si se seca demasiado será muy difícil y el tirón en la piel será mucho mayor.

Efecto de la mascarilla negra

Lo que promete esta mascarilla es dejar nuestra piel limpia, libre de puntos negros de una sola pasada, quitando impurezas. Se recomienda abrir los poros con vapor antes para que el efecto sea mayor. Evidentemente no es tan recomendada en pieles sensibles, pero sí para las pieles grasas. En definitiva, el resultado puede ser estupendo, pero siempre es mejor informarse sobre cómo funciona, hacer una prueba en la mano para conocer el tiempo exacto que tenemos que tenerla en la cara y comprar una marca de calidad para no sufrir efectos secundarios en la piel.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *