¿Marcas de acné? Tratamientos caseros para reducirlas

Rostro de mujer sin marcas de acné

Muchas personas sufren o han sufrido en algún momento de su vida problemas de acné. Sin embargo, esta afección dermatológica no afecta de la misma manera a todo el mundo. En los casos más severos, el acné puede dejar cicatrices en nuestra piel.

En la actualidad, existen productos y tratamientos médicos destinados a acabar con estas cicatrices. Sin embargo, hoy queremos hablarte de aquellos tratamientos que puedes realizar tú misma en casa y con un bajo coste. ¡Toma nota!

Patata cruda contra las cicatrices de acné

Zumo de patata

Sí, sí… ¡como lo lees! La patata puede resultar muy efectiva a la hora de combatir las marcas de acné. Estos tubérculos, contienen unas enzimas que ayudan a reducir la inflamación y las imperfecciones cutáneas.

¿Cómo realizar el tratamiento? Muy sencillo: Lava y pela la patata, para después, cortada en trozos, pasarla por la licuadora hasta obtener una especie de zumo. Introdúcelo en la nevera hasta que esté bien frío. A continuación, con ayuda de un algodón, aplica el preparado sobre el cutis y déjalo actuar hasta que se seque. Cuando notes la piel tirante, enjuaga el rostro con abundante agua y… ¡voilà! tratamiento casero, económico, rápido y sencillo.

Tratamiento de limón y vitamina E

Zumo de limón natural

El limón ayuda a la regeneración cutánea puesto que contiene vitamina C. Esta vitamina es esencial para la reconstrucción del colágeno de la piel. Además es antioxidante, lo que también beneficia a nuestro cutis. Por su parte, la vitamina E también es un potente antioxidante y resulta muy efectiva a la hora de proporcionar un buen aspecto a nuestra piel.

Preparar este tratamiento es también muy sencillo. Sólo necesitas el zumo que exprimas de un limón y una cápsula de vitamina E. Mezcla el contenido de la cápsula con el zumo de limón. A continuación, limpia tu rostro y aplica la mascarilla con un suave masaje. Dejamos actuar durante media hora y después, limpiamos el cutis con un paño húmedo.

Lleva a cabo este tratamiento antes de acostarte y verás como tus marcas de acné ¡mejoran considerablemente!

Aloe vera, ¡siempre un buen aliado!

Mujer aplicando aloe vera en el cutis

El gel de aloe vera es excelente para el cuidado de la piel, ya que promueve la regeneración del tejido, facilitando la eliminación de cicatrices. Aparte de esto, sus propiedades hidratantes proporcionan la humectación adecuada para que nuestro rostro se mantenga vivo y la aparición de arrugas se retrase.

Para conseguir una mascarilla efectiva, mejor aún si combinas el aloe vera con un poco de aceite de coco. Mezcla dos cucharadas de gel de aloe vera con una única cucharada de aceite de coco. Una vez consigas una pasta homogénea, extiéndela sobre el rostro de forma uniforme. Deja que actúe durante 20 minutos y después, retírala con abundante agua fría.

Repite este proceso unas tres noches a la semana y conseguirás resultados ¡muy visibles!


Categorías

Belleza

Carmen Espigares

Psicóloga, especialista en RRHH y community manager. Granaína de toda la vida y buscadora de metas a alcanzar. ¿Algunas de mis aficiones? Cantar... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *