Maquillajes para una piel perfecta

piel perfecta

Tener una piel perfecta se ha convertido en una tendencia, y esto se puede conseguir tanto con tratamientos cosmetológicos, como con trucos de maquillaje.

El maquillaje puede ser utilizado para ocultar y poner en relieve ciertos rasgos faciales, dando como resultado un cutis perfecto y preciosas mejillas sonrojadas.

Corrector, base, polvos, resaltador y rubor son el camino para una piel impecable, pero cada uno tiene sus secretos. Veamos…

Correctores:

Vienen en diferentes colores con el fin de tratar de ocultar problemas de piel diferentes. Por ejemplo los de color verde son para ocultar rojeces y los amarillos para disimular las ojeras.

Base:

Ayuda a crear la piel uniforme y perfecta. Hay varios tipos de bases en diferentes tonos, con el fin de que coincida con todos los tonos y tipos de piel.
Las bases compactas son idóneas para cutis jóvenes, mientras que las fluidas son mejores para pieles maduras o con manchas, ya que necesitan una mejor cobertura.

Polvos:

Se usan para fijar la base y ayudan a dar un aspecto perfecto. También ofrecen un acabado mate para el cutis, muy útil en pieles grasas.
No hay que abusar de los polvos, y aplicarlos en las zonas críticas como es la zona T (frente nariz y mentón).

Iluminador:

Puede ayudar a mejorar ciertas características faciales, dando al maquillaje un look muy atractivo y brillante.
El iluminador sirve para resaltar la zona alta de los pómulos la punta del mentón y la nariz.

Rubor:

Ayuda a dar definición a las mejillas y a suavizar el maquillaje. Lo ideal es usar tonos de color rosa o marrón para mantener las tendencias de color actuales.

Estos son los cosméticos que no deben faltarte para tener una piel espléndida. Cada uno de ellos tiene una forma de aplicación determinada, y es crucial respetarla para poder obtener los máximos beneficios del producto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *