Maquillaje: Trucos para conseguir la piel perfecta

Cierto es que nadie tiene la bendición de una piel perfecta, todas necesitamos un poco de ayuda del maquillaje de vez en cuando para mejorar su apariencia. Si tienes una cita especial, una fiesta o simplemente quieres verte lo mejor posible todos los días, prueba estos consejos para conseguir el maquillaje perfecto.

Selecciona la base correcta

Cuando se trata de una base, hay una gran variedad para elegir como ser en crema, fluida, en polvo, crema color, gel, etc. Para encontrar la textura ideal, prueba el producto en el dorso de la mano y esparce bien.

Por otra parte, al aplicar el maquillaje, comienza siempre con el rostro limpio y humectado; además de ello procura exfoliar la piel una vez cada 15 días.

Cremas con color

Las cremas con color son excelentes para las mujeres que buscan un producto multiuso. Estas hidratan y dan color, por lo que no es necesario aplicarlas después de la crema de tratamiento; vienen en diferentes versiones según  el tipo de piel y siempre es recomendable usar las que posean filtro solar.

Prueba el color antes de comprar

Como vienen infinidad de tonos en bases de maquillaje es importante que pruebes el color antes de comprar una. El tono ha de ser igual al de tu piel, para saber si es el adecuado tienes que colocar un poco en la zona de la mandíbula y esparcir, no ha de quedar una línea delimitada.

Correcta aplicación

Al aplicar la base, menos es más. Coloca una cantidad muy pequeña y esparce bien con pincel, esponja o con los dedos.

Usa corrector para ocultar las imperfecciones

Todo el mundo tiene defectos, por eso después de humectar la piel y aplicar la base de maquillaje, usa el corrector para ocultar las pequeñas imperfecciones. Los correctores vienen en forma de crema, líquidos o en barra, para la mayoría de las mujeres, un corrector suave y cremoso es el que funciona mejor.

Procura que el corrector no sea demasiado espeso ni seco porque al aplicarlo en la piel de alrededor de los ojos puede meterse en las arrugas y marcarlas aún más. Espárcelo con pincel, esponja o el dedo dando suaves golpecitos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *