Maquillaje elegante y versátil para bodas y otras celebraciones

El-maquillaje-perfecto-para-ir-a-una-boda

Cuando nos invitan a una boda o cualquier otra celebración, enseguida nos ponemos a maquinar cómo será nuestro vestido, qué complementos podemos combinar con un look u otro, cuál será nuestro peinado, si lo llevaremos suelto, con un recogido informal o por el contrario con un moño super estirado y elegante… Pero lo que solemos dejar para lo último, como toque final al ‘look’ es el maquillaje que llevaremos para la ocasión. ¿Por qué solemos elegir el maquillaje como último añadido? Porque generalmente necesitamos saber de qué color será nuestro atuendo y complementos para así ponernos un color de sombra o labial acorde a las tonalidades que ya llevamos.

Pues bien, hemos querido en este artículo ofrecerte un maquillaje elegante y versátil para bodas y otras celebraciones que vaya genial ya lleves un ‘outfit’ u otro. ¿Cuál es el truco? Elegir un mismo modo de maquillaje en el que únicamente tendremos que cambiar el labial y el color de sombra de ojos dependiendo del color de nuestro vestido. También, podemos coger colores neutros que puedan llevarse con cualquier ‘look’ como pueden ser el negro, el gris o el marrón (para los ojos) o un labial ‘nude’ para los labios. Nosotras, en esta ocasión, hemos decidido hacer una combinación de ambos trucos. ¡Ahora veréis!

Maquillaje del rostro

Lo primero que debemos hacer a la hora de maquillar nuestro rostro es elegir una base de maquillaje acorde a nuestro tipo de piel. Si nuestra piel es mixta o grasa, con el paso de las horas irán saliendo brillos muy antiestéticos en nuestra problemática ‘zona T’ (frente, nariz y barbilla). Por ello, debemos elegir una base cuanto más ligera y fluida mucho mejor. Si buscas recomendación de alguna en concreto te diremos que la ‘Face & Body’ de M.A.C. es una de mis favoritas. Esta base está hecha para todo tipo de pieles y con una amplia gama de tonos para que te pueda ir perfecta sea cual sea el tono de tu piel.

Si quieres un resultado de maquillaje natural, aplícala con tus propias manos, la base se fundirá mejor con la piel y dará un resultado mucho más natural que si lo hacemos con brocha. Si decides hacerlo con brocha, elige una tipo mofeta y tupida para evitar dejar “brochazos” en nuestro rostro. No te olvides de aplicar maquillaje en los cortes de nuestro rostro, como son las orejas, frente y cuello.

Una vez maquillado, toca corregir imperfecciones como son granos, manchas o cicatrices y ojeras. Elige un corrector normal para las manchas o posibles granitos, y un corrector con efecto iluminador para la zona de las ojeras. Dibuja un triángulo invertido en la zona de las ojeras con tu corrector iluminador y luego difumina con la ayuda de tus dedos. Esto hará que nuestra mirada sea mucho más abierta y se nos vea un rostro iluminado y nada fatigado.

Maquillaje elegante

Para sellar nuestra base de maquillaje aplicaremos unos polvos sueltos y translúcidos en frente, nariz y barbilla únicamente. Evitamos las mejillas para no dar sensación de rostro acartonado.

En el rostro únicamente nos quedaría broncear un poco, iluminar y dar color a nuestras mejillas. Estos pasos suelen hacerse después del maquillaje de ojos, así que aunque te lo pongamos ahora, recuerda hacerlos una vez te hayas maquillado los ojos.

Buscamos una brocha angular y unos polvos bronceadores para contornear el rostro por debajo de las mejillas y un poco por las sienes. Lo que intentamos con esto es dar forma angular al rostro haciéndolo mucho más fino. A continuación daremos puntos de luz con un iluminador perlado en aquellas zonas que queremos destacar. Os recomendamos hacerlo por lo alto del tabique nasal (una línea muy fina), debajo del arco de la ceja y alto de los pómulos. Y por último, elegiremos un colorete muy natural, un tono melocotón iría bien, para dar algo de color al rostro.

¡Maquillaje de rostro acabado!

Maquillaje de ojos y labios

Maquillaje de ojos

Para tener un maquillaje de ojos que nos vaya bien para cualquier ‘look’ vamos a elegir el color negro como tono comodín. Pero vamos paso a paso:

  1. Aplicamos una prebase de ojos para evitar que las sombras que pongamos a continuación pierdan color con el paso de las horas.
  2. Con un pincel de ojos plano, aplicamos una sombra tono piel por todo el párpado.
  3. Con un pincel de punta de boli, cogemos un poquito (sólo un poco, nada de pasarse) de la sombra negra y vamos marcado la “V” externa del ojo, aplicamos color y con una brocha de difuminar vamos difuminando los cortes. Ve añadiendo color según quieras darle más o menos intensidad.
  4. Con un delineador negro marcaremos tanto la línea superior como inferior del ojo y con el mismo pincel punta de boli de antes, difuminaremos la línea y la alargaremos en el exterior para así hacer nuestra mirada mucho más intensa, alargada y “gatuna”.
  5. Ahora sólo nos falta aplicar abundante máscara de pestañas para darle mayor protagonismo a nuestra mirada y ¡listo! Maquillaje de ojos acabado.

Como veis es un maquillaje muy sencillo, muy elegante y nada recargado. El color negro de sombra puedes cambiarlo por cualquier otro color, sea cual sea tu vestido y hacer exactamente el mismo maquillaje.

Labios rojos

Ahora sólo nos faltan los labios. Puedes elegir el labial que mejor le vaya a tu vestido, pero con un maquillaje tan sutil de ojos nosotros os recomendamos dos colores que están muy de moda este verano de 2015. Uno es un rojo pasión, que nunca falla y otro es un fucsia muy veraniego, femenino y divertido.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *