Maquillaje: Colorete perfecto

Ya hemos visto algunos trucos de maquillaje, como realzar tu mirada y como obtener unos labios carnosos. Ahora le toca el turno a una parte bastante olvidada por muchas de nosotras, a los pómulos. Los cuales también tienen sus trucos.

Si tu rostro es alargado, la mejor opción es un tono muy ligero para el colorete, que sea prácticamente imperceptible, y muy difuminado. Vamos un tono bastante nude, que se aprecie muy poco, como si no llevaras colorete, pero dando un suave toque de color.

Si tu rostro es redondo, debes usar el colorete para alargarlo, el truco consiste en colorear suavemente la parte de justo debajo de los pómulos y aplicarlo en sentido diagonal hacia dentro y un tono más suave en el centro de las mejillas.

Y si tienes una frente muy ancha, tu truco de maquillaje ideal es aplicar en el nacimiento del pelo un colorete de un tono oscuro y un tono más claro en lo alto de los pómulos. De esta forma, tu frente queda más disimulada.

Vía: Cosmo Hispano
Imagen: Muy Moderna


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *