Mantén tu bronceado todo el otoño

El verano está llegando a su fin pero eso no significa que nos tengamos que olvidar de todo lo vivido. Todos esos días de playa, de chiringuitos y de piscina quedarán en nuestra memoria hasta que nuestras obligaciones nos lo permitan.

Sin darnos cuenta hemos tomado mucho el sol y nuestra piel se ha ido bronceando paulatinamente. Y desgraciadamente a lo largo de los meses de frío veremos cómo ese tono de piel va desapareciendo poco a poco.

Para que todo el esfuerzo y la inversión en horas de estar bajo el sol se prolongue durante más tiempo, a continuación os contaremos una serie de trucos para que el bronceado no desaparezca enseguida y perdure lo máximo posible.

 En primer lugar…

Para conseguir el mejor y  el más duradero bronceado lo primero que hay que hacer es seguir una serie de pasos para que el sol que se tome sea beneficioso para nuestra piel y no sea perjudicial a largo plazo.

Hay que realizar buenas prácticas después de una jornada en la playa. No basta con recoger la toalla y sacudirse la arena. Lo ideal es cuidar nuestra piel con cremas hidratantes específicas para estos casos, como son los conocidos Aftersun.

La piel se resiente si está muchas horas expuesta al sol, aunque nosotros no lo notemos, se enrojece y en ocasiones se han producido leves quemaduras. Por esta razón, debemos obligarnos a rehidratarla con buenos productos.  Además, cuanto más hidratada esté más durará nuestro esfuerzo y nuestro bronceado.

Las leches reparadoras han de repartirse por todas aquellas zonas que han sido expuestas, la piel se aliviará y se refrescará. Actúa como un balsámico y trata las quemaduras.  Si no se tiene crema en casa, también es ideal utilizar Aloe vera para rehidratar y cuidar la piel.

Mantén tu bronceado

Después de tomar el sol, aparte de protegernos con una buena crema hidratante o Aloe vera tenemos que ir un pasito más allá para obtener los mejores resultados.

Para ello te dejamos una serie de trucos para que tu moreno dure más tiempo.

  • Lávate la cara con una infusión de té fuerte: Si nos lavamos la cara con una infusión de té verde una vez al día conseguirás que el tono moreno de piel no desaparezca de repente. Por otro lado, no olvides echarte crema hidratante después de cada lavado ya que el té verde es astringente.
  • El jugo de zanahoria es un importante potenciador del moreno de  nuestra piel. Tanto como para ponerse morena como para mantenerlo. La operación es sencilla, licuamos la zanahoria y la pasta resultante la utilizamos como una crema tanto para el rostro como para el resto del cuerpo. La zanahoria es considerada como uno de los alimentos estrella para este cometido, está compuesta por betacarotenos, un pigmento vegetal que ayuda a broncearnos así como también a mantenerlo durante más tiempo. De esta manera, incorpora las zanahorias en tu dieta ya sea en forma de zumos o en la ensalada.
  • Varía tu alimentación: se ha confirmado que los alimentos nos benefician tanto en nuestra salud interior como en la exterior. Algunos productos te ayudarán a conservar tu bronceado, por ejemplo, las frutas como son la sandía, el melón o las moras, o las verduras como el tomate, el pepino, las zanahoria y las acelgas. Estos alimentos estimulan la pigmentación de la piel ya que contienen betacaroteno.
  • Hay que mantener la piel muy hidratada: con una buena hidratación en tu piel no se producirán las escamaciones en las zonas deshidratadas y evitarás el pelarte. Hay que intentar no llegar a casos muy extremos de quemaduras provocadas con el sol porque a la larga nuestra piel se resentirá y dejará huellas.
  • Bebe mucha agua: para mantener la piel hidratada no sólo basta con ponerse cremas hidratantes sino que debemos de beber mínimo dos litros de agua al día, así se consigue una mayor elasticidad.

  • La exfoliación o peeling aunque parezca raro, una exfoliación suave la piel ayudará a atenuar el bronceado, a la larga ayudará a mantener el color durante más tiempo. A la hora de realizarlo hay que evitar guantes de crim porque la piel está muy debilitada. El peeling elimina las células muertas y conseguirá que el moreno sea  bonito y uniforme.
  • Como último truco, os diremos que se pueden utilizar prolongadores del bronceado: Con los años se han hecho multitud de avances en la nutricosmética, y han inventado muchos productos destinados a este fin. Busca el autobronceador que mejor se adapte al color de tu piel y tu grado de dorado. La única pega es que hay que andar con cuidado ya que se tienen que extender de manera uniforme por todo el cuerpo, recomendamos que se lean bien las instrucciones.

El bronceado cuesta de conseguir, cada persona tiene un tipo de piel diferente pero en estos meses de verano casi todos buscan lo mismo, tener una piel sana, bonita y morena. Para ello, os dejamos a vosotras poner en marcha esta serie de trucos para que os mantengáis con esa piel dorada durante el mayor tiempo posible.

 


Categorías

Bienestar, Salud

Pau Heidemeyer

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *