Manicura casera entre amigas, el mejor plan

Si eres de las que tiene poca paciencia para hacerse las uñas sola en casa, que te cuesta quedarte quieta esperando que se sequen y que el tiempo invertido en el cuidado de tus uñas te parece eterno, no te preocupes hay una solución. Invita a una o a varias de tus amigas para hacer una sesión de manicura grupal. A dos o entre varías hacerse las uñas puede ser un verdadero placer si se está bien acompañado.

En primer lugar, debe prepararse un lugar con suficiente espacio para poner los materiales y estar cómodas. Es una buena idea preparar alguna bebida y poner algo de música. La ventaja de hacer el manicura casera con las amigas es que pueden ayudarse mutuamente, primero una le hace el manicure a la otra y viceversa.

También es un buen momento para explorar con nuevos colores, decoraciones y trucos. Pero sobre todo, lo mejor es pasar el tiempo hablando mientras se comparte un ritual de belleza que exige cierta cantidad de tiempo y de concentración. De esta manera, aprovechas el tiempo libre que compartes con tus amigas haciendo una actividad que a todas les gusta.

Recuerdo haber pasado muchas tardes con mi mejor amiga haciéndonos las uñas, ella se convirtió en toda una experta y yo, en una adicta del manicure grupal. De esta manera, la manicura puede convertirse en un momento divertido, femenino e íntimo que refuerza los lazos de amistad, y de belleza por supuesto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *