Maneras fáciles para que los niños sean más activos y pierdan peso

El juego en los niños

La obesidad es un problema social que afecta a mayores y niños… pero en los niños es responsabilidad de los padres que la obesidad o el sobrepeso no sea un problema o al menos, no afecte a la salud y les genere serios problemas en el futuro. La vida sedentaria y la mala alimentación son los principales problemas en los niños pequeños. En este sentido, los padres deben tomar conciencia de esto para evitar que estos malos hábitos se conviertan en un habitual en la vida de los más pequeños.

¡A mover el esqueleto!

Además de la dieta, el ejercicio también es importante para ayudar a mejorar el peso y la salud de tu hijo. Los niños, para tener una buena salud debería realizar al menos 60 minutos de actividad física al día… Hay varias formas sencillas en que tu hijo puede satisfacer sus necesidades diarias de actividad, como unirse a un equipo deportivo, montar en bicicleta, saltar a la cuerda, jugar a la pelota, lanzar una pelota o un Frisbee, pasar tiempo en el patio de recreo o ayudarte a hacer las tareas domésticas.

También puedes realizar actividades divertidas en casa como hacer un campeonato de baile o simplemente idear juegos físicos para realizar en el jardín de casa.

La televisión, cuanto menos, mejor

Uno de los mayores contribuyentes a la obesidad infantil es ver demasiada televisión. Un estudio de revisión de 2015 publicado en el European Journal of Public Health informa que cada hora de ver televisión aumenta el riesgo de obesidad de un niño en un 13%. Ver televisión también tiende a aumentar la ingesta de golosinas poco saludables de un niño, como cereales azucarados, refrescos y tentempiés salados.

Es recomendable limitar el tiempo de pantalla, que también incluye videojuegos, tabletas y teléfonos, a no más de dos horas al día. Ayuda a tu hijo a llenar su tiempo leyendo un libro juntos o haciendo un proyecto de arte. Además, cuando tu hijo esté viendo la televisión, planea pasar un rato de ejercicio durante los comerciales con saltos, correr un círculo entre habitaciones o saltar la cuerda.

tiempo con hijos

Ser un equipo

El apoyo de los padres y la familia es uno de los factores más importantes para promover un peso saludable para tu hijo. Necesitas comenzar siendo un buen modelo a seguir. Llena tu plato con la comida que quieres que tu hijo coma. Encuentra tiempo para hacer más actividad, como caminar o montar en bicicleta y pide a tu hijo que vaya contigo.

Además, si quieres que toda la familia participe para que tu hijo no se sienta aislado es una forma excelente de potenciar realizar ejercicio. Tienes que asegurarte de que todos estén comiendo la misma comida saludable. Esto también ayuda a eliminar cualquier tentación si estás comprando golosinas especiales para un miembro de la familia. También puede ser más activo junto con actividades grupales, como un juego de baloncesto o un baile familiar. De esta manera, todos se benefician y tu hijo aprende que comer sano y estar activo es divertido.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.