Mal aliento, ¿Qué lo causa? ¿Cómo eliminarlo?

No son pocas las personas que se preocupan por cómo huele su aliento, y es que el mal aliento puede ser algo que nos de inseguridad al estar con otras personas. Pongámonos en situación, estás tranquilamente con tu pareja o con alguna persona cercana, y notas como sutilmente esa persona se aleja un poco mientras estáis hablando. Es recurrente tomar un chicle o un caramelo de menta para tratar de remediar esta problemática, pero… ¿Porqué sucede?

En este artículo vamos a hablar un poco de a qué se debe la halitosis y qué podemos hacer para remediar esta situación sin tener que llevar siempre un caramelo o chicle encima para camuflar el mal aliento.

Es cierto que encontramos diferentes tipos de intensidad en cuanto al mal aliento, pero lo que sí podemos asegurar es que la gran mayoría se están causados por los millones de bacterias que residen en nuestra boca. 

Otro dato interesante es que el 25% de la población mundial presenta mal aliento, incluso se habla de la halitosis en escritos de la Antigua Grecia o textos religiosos como el Génesis o el Talmud.

¿A qué se debe el mal aliento o halitosis?

Dentro de nuestra boca viven una gran cantidad de bacterias que al relacionarse con los alimentos los fermentan y hacen que liberen sulfuratos. Los sulfuratos es el tipo de compuesto que producen los huevos podridos. Quizá así podemos hacernos una idea del olor que pueden llegar a desprender este tipo de gases.

Es importante conocer los microorganismos que conviven con nosotros para saber cómo se relacionan con nuestras funciones corporales diarias y saber controlar lo que puede llegar a pasar en nuestro organismo.

En nuestra boca tenemos una gran cantidad de bacterias, es más, en nuestro organismo es el segundo lugar con más cantidad microbios, siendo el primero el intestino.

Si te interesa este tipo de información, te recomendamos echar un vistazo a los siguientes artículos que tratan sobre la flora intestinal y su gran importancia para sentirnos bien, tener buena salud y un sistema inmune fuerte:

Se han realizado diversos estudios para localizar cuáles son, de todas las bacterias de nuestra boca, las responsables de causar mal aliento. Se sabe que la placa dental está relacionada con la descomposición de la comida, la sangre, la saliva y células que hay en nuestra boca y ello produce la liberación de los ya nombrados gases. Sin embargo, no ha llegado a identificar qué bacterias lo causan.

Lo que si puede saberse es que, como toda la relación con las bacterias que conviven con nosotros, lo importante es el equilibrio. Cuando este equilibrio se rompe es cuándo suceden ciertas problemáticas como el mal aliento.

¿Qué alimentos o productos favorecen la creación del mal aliento?

boca abierta

Por un lado tenemos las bacterias, pero otro factor fundamental son los alimentos que consumimos, ya que no todos favorecen el mismo nivel de mal aliento al descomponerse.

Los alimentos que más pueden perjudicarnos en este sentido son:

  • Cebolla y ajo por sus altos niveles de azufrados.
  • Carbohidratos de rápida fermentación, cuyas moléculas de azúcar se fermentan de manera rápida en nuestra boca produciendo gases.
  • Los pescados en conserva.
  • Los productos lácteos cuyos aminoácidos fermentan y crean residuos de olores fuertes.

Otros productos que podemos consumir y favorecen la halitosis son las bebidas alcohólicas y el tabaco. Consumidos a menudo incrementan el mal aliento, esto se debe a que el etanol favorece la volatilización de los gases producidos por las bacterias y por tanto se intensifica el olor. El tabaco  por su parte aumenta este efecto que produce el alcohol.

Otras causas que favorecen el mal aliento o halitosis

Una mala higiene bucal

En la actualidad donde la dieta es rica en carbohidratos, azúcares, etc. la higiene bucal adecuada se vuelve algo muy importante para evitar el mal aliento y otros problemas de salud bucodental.

Ciertas enfermedades

Hay algunas enfermedades como la diabetes, enfermedades hepáticas o la insuficiencia renal que pueden producir que el paciente tenga halitosis, aunque en estos casos el olor es diferente al del mal aliento común.

El ciclo menstrual

Hay algunas mujeres que en ciertos puntos del ciclo menstrual, en concreto durante la regla, aumentan sus niveles de sulfurados que se liberan por la boca y producen mal aliento durante estos días concretos.

Sequedad bucal

Aquellas personas que tienden a respirar por la boca, duermen con la boca abierta, etc.. y por tanto suelen tener la boca con una sensación de sequedad, son más proclives a tener mal aliento.

Prótesis dentales

Una inadecuada limpieza y mantenimiento de las prótesis dentales también puede ser la causa del mal aliento.

¿Qué hacer para remediar la halitosis?

Cepillar los dientes

Lo primero es averiguar cuál puede ser la causa de nuestro caso concreto. Si localizamos el motivo de nuestro mal aliento, podremos solucionar de manera más o menos sencilla nuestro problema o comenzar un tratamiento que nos ayude a erradicar la habitosis.

Mantener la boca hidratada nos ayudará a reducir el mal aliento sea cual sea su causa. Así como mantener una correcta higiene bucal, sobre todo antes de irnos a la cama. Debemos tener en cuenta que durante la noche es cuando nuestra boca está más desprotegida y por ello debemos potenciar esa última limpieza del día. Puedes realizar enjuagues con agua tan a menudo como desees. Otra idea son los enjuagues con aceite de coco que es rico en ácido Laúdico y ayuda a combatir con distintas bacterias o microbios.

La masticación de algunas hierbas concretas se llevan utilizando desde hace muchos años para eliminar el mal aliento. Algunas de ellas son el perejil, clavo, manzanilla, hinojo, romero o alfalfa.

Algunos suplementos también pueden ser interesantes como el Zinc, que ayuda a que los compuestos azufrados resulten ser gases sin a penas olor. El consumo de probióticos está estudiado que también reduce el mal aliento debido a que las personas con halitosis suelen tener bajas ciertas bacterias como la Streptococcus salivarius. Cómo comentábamos, lo importante es el equilibrio.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.