Los 7 trucos para un vientre plano que son infalibles

Llega el momento bikini, y no queda nada para tener que lucir en la playa. Vemos que los crop top y enseñar el ombligo se está convirtiendo en una moda casi obligada, por lo que lo de lucir un vientre plano es algo que todas buscamos. Si todavía es algo que no has logrado, puede que no te estés centrado en todo aquello que debes hacer para conseguirlo.

Te contamos cuáles son los trucos infalibles para un vientre plano este verano. Lucir un estómago liso es posible si sabemos en dónde centrar nuestros esfuerzos y nos alejamos de esas leyendas urbanas que todo el mundo ha escuchado alguna vez. Toma nota de todos los trucos que hemos ido aprendiendo con el tiempo.

Come en pequeñas cantidades

Este es un truco que no solamente te ayuda a mantener un vientre plano todo el día, porque no te hinchas y lo ensanchas tanto como si comes en exceso, sino que también te ayudará a bajar de peso. Está comprobado que es mejor comer en pequeñas cantidades durante el día que todo junto, que nuestro metabolismo funcionará más y mejor, y que además iremos gastando aquello que ingerimos. De esta forma, plantéate hacer cinco comidas al día, siendo el desayuno una importante fuente de hidratos y rebajando esta cantidad en las demás comidas. No pasarás hambre y conseguirás aprender a comer mejor. Esto también acostumbra a tu estómago a dejar los atracones a un lado.

Come lento, mastica bien

La sensación de saciedad no llega a nuestro cerebro hasta pasados los veinte minutos. Es decir, que si tenemos hambre y comemos mucho, no nos daremos cuenta de que nos estamos pasando hasta que ya es tarde y nos sintamos hinchados, una sensación nada agradable. Para una buena digestión siempre es mejor masticar bien y comer con tranquilidad. Esto ayudará a que la digestión se haga mejor y evitemos los molestos gases, a que nuestro estómago luzca más plano y también a que nos encontremos antes saciados de comida, por lo que no comeremos en exceso.

Infusiones que te ayudan

Infusiones como la de menta o la de manzanilla te ayudan a hacer la digestión. Las infusiones siempre son unas estupendas aliadas para ayudarnos a bajar de peso, y es que no suman calorías, nos hidratan y nos aportan estupendas propiedades. En este caso hablamos de infusiones que ayudan a una buena digestión y a que el estómago no se hinche. Toma una después de las comidas principales sustituyéndola por el café y notarás la diferencia.

Evita todo lo que te hinche

Estar hinchados es una sensación temporal, pero lo cierto es que puede hacernos sentir mal y hacer que evitemos ciertas prendas veraniegas que nos encantan. Puedes evitar todo lo que te hinche y así tener el estómago más plano. Ayúdate con los alimentos probióticos que cuidan la flora intestinal y evita alimentos como las bebidas gaseosas y los azúcares.

Ejercicio aeróbico

El ejercicio aeróbico es necesario para conseguir un vientre plano. No sirve solo con los ejercicios que tonifican, aunque se deben combinar con ellos para un mejor resultado. Debes hacer ejercicio aeróbico al menos tres veces por semana, con lo que estarás ayudando a quemar la grasa.

Abdominales y ejercicios de core

Los ejercicios para tonificar son muy necesarios siempre. Para lucir un estómago plano y en forma podemos decantarnos por muchas disciplinas. Desde los abdominales de toda la vida a los hipopresivos o bien utilizar los ejercicios de core de disciplinas como el pilates.

Ayuda con los masajes

Los masajes ayudan a tu estómago mejorando la circulación en la zona y la eliminación de toxinas. Estos masajes deben hacerse cada día con cremas específicas para mejorar los resultados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *