Cómo los síntomas emocionales afectan a nuestra salud

En muchas ocasiones, vivimos intranquilos y con miles de preguntas rondándonos la cabeza de forma casi constante. Estas “dudas” sin resolver, estos pensamientos negativos, toda esta intranquilidad, lógicamente va mermando nuestras emociones. Pero aquí no acaba el ciclo. Estos síntomas emocionales, dependiendo de la asiduidad con la que se produzcan pueden acarrearnos serios problemas de salud, que empezaran por síntomas tanto cardiovasculares como respiratorios.

Si quieres saber cuáles son los problemas emocionales actuales más comunes entre las personas y en qué síntomas de salud desembocan los mismos.

Síntomas emocionales más comunes

Hay muchos síntomas emocionales que podemos observar entre las personas a día de hoy pero los más comunes son estos tres:

  • Temor a morir: Aunque desde las primeras etapas de nuestra vida somos conscientes de que la vida es finita y que hay que tomarla como un regalo, que el tiempo pasa y que a todos en cualquier momento nos puede llegar la hora de despedirnos, no terminamos de hacernos a la idea. El temor a morir es uno de los síntomas emocionales más frecuentes de este siglo, y eso que la edad de mortalidad cada año, debido a los avances médicos y tecnológicos, va en aumento.
  • Temor a perder el control y enloquecer: Cuando hay que se nos escapan de nuestro control, son muchas las personas que reaccionan mal a ello, sobre todo aquellas que les gusta dejar todo bien atado, son excesivamente meticulosas y perfeccionistas en su vida y con su trabajo.
  • Sensación de irrealidad, no sentirse uno mismo, o sentirse “despegado de sí mismo”: Este síntoma es frecuente sobre todo en aquellas personas que han tenido que sufrir la muerte de un ser querido de forma abrupta e inesperada. También la gente que vive con estrés, que no tienen tiempo para si mismos, etc., sufren este síntoma emocional.

Todos estos síntomas emocionales derivan en otros más complicados y de salud, que en ocasiones, pueden poner en riesgo seriamente nuestro organismo. Los más comunes son los siguientes:

  • Síntomas cardiovasculares: Malestar u opresión en el pecho; palpitaciones, latidos intensos o aceleración del pulso.
  • Síntomas respiratorios: Sensación de falta de aire o sofocación; sensación de ahogo.

Si notas cualquiera de estos síntomas, ya sea de índole cardiovascular o respiratorio, es aconsejable que acudas a tu médico de cabecera o de urgencia.

Los síntomas emocionales no son tan leves e inofensivos como las personas suelen creer. Pueden derivar en problemas de salud bastante serios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *