Los riesgos de los edulcorantes artificiales para la salud

Edulcorantes artificiales

Seguro que en más de una ocasión has escuchado eso de que los edulcorantes artificiales no son saludables. Porque desde hace ya tiempo se viene hablando sobre los efectos negativos de estos productos para la salud. Sin embargo, bajo la premisa de que es mejor la sacarina que el azúcar, se sigue consumiendo sin tener en cuenta las desventajas de este producto tan común.

En esta época en la que tanto se cuida la alimentación, en la que cada vez más personas aprenden a leer y descifrar las etiquetas de los productos con el objetivo de desechar aquellos más perjudiciales, ¿por qué no conocer y descubrir más sobre los peligros de sustancias que a priori pueden parecer inofensivas? Si eres de las que toma el café y las infusiones con edulcorantes, te invitamos a descubrir cuáles son los riesgos de su consumo para la salud.

¿Son peligrosos los edulcorantes para la salud?

Según estudios realizados, el consumo continuado de edulcorantes artificiales puede dañar las bacterias intestinales sanas que tenemos en el organismo. Estas bacterias forman parte de la microbiota intestinal y tienen un papel en el funcionamiento del cuerpo. Cuando algo las altera, las bacterias sanas pueden enfermar y convertirse en peligrosas para la salud.

Esto es lo que determina el estudio sobre el consumo de edulcorantes artificiales. Concretamente pueden alterar dos tipos de bacterias intestinales, la E-coli y la E-faecalis. Al parecer los componentes de algunos edulcorantes artificiales pueden alterar la cantidad de dichas bacterias o producir otro tipo que pueda alterar la composición natural de la microbiota intestinal.

Como consecuencia, estas bacterias pueden dañar la pared del intestino, atravesarlo y llegar al torrente sanguíneo. Estas bacterias enfermas se pueden alojar y acumular en zonas como los ganglios linfáticos, el bazo o el hígado y las consecuencias pueden resultar muy peligrosas. Entre otros problemas, pueden darse todo tipo de infecciones, incluida una de las más peligrosas, la septicemia.

Cómo sustituir el azúcar de forma saludable

Cuando se utiliza un edulcorante artificial es porque se quiere reducir el consumo de azúcar. Ya sea como parte de una dieta de adelgazamiento o como una forma de alimentarse más saludable. Ya se conocen los peligros del azúcar y su adicción, pero poco a poco se empiezan a descubrir los riesgos de los productos artificiales como los edulcorantes. Por ello, es preferible buscar otras formas de endulzar los alimentos con productos que no resulten peligrosos para la salud.

Un ejemplo de endulzante natural es el dátil. Un fruto con gran cantidad de azúcar natural que resulta perfecto para endulzar los postres y dulces caseros sin necesidad de utilizar azúcar. El inconveniente de los dátiles es que su alto contenido en azúcar los convierte en un alimento muy calórico. Por lo que si buscas perder peso debes consumirlos con mucha moderación.

Para endulzar el café o las infusiones puedes utilizar los mejores endulzantes naturales, como son la miel o el sirope de agave. Aunque también son bastante calóricos, como basta con una cantidad muy pequeña para endulzar un vaso no debes tener demasiado problema, a no ser que te excedas en el consumo. En cuanto a los edulcorantes artificiales, todos no resultan igual de peligrosos.

Entre las mejores opciones se encuentran la stevia que procede de las plantas, por lo que es natural, o el eritritol. Este endulzante natural procede de muchos alimentos como el maíz o las setas entre otros. En cualquiera de los casos la mejor opción es siempre elegir un endulzante natural para evitar los compuestos químicos que son los que perjudican la salud.

Por último, recuerda que el azúcar no es más que un ingrediente que se utiliza para camuflar el sabor de los alimentos. Aprende a disfrutar del sabor natural de los productos que a menudo se esconden entre cantidades ingentes de azúcar y descubrirás que tu paladar poco a poco se acostumbra a ellos. Pronto disfrutarás de muchos más sabores y con ello podrás comer de forma más sana.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.