Los mejores ejercicios para hacer con kettlebells o pesas rusas

kettlebells

Son muchas las maneras de entrenamiento que tenemos a nuestra disposición, tanto en casa como en el gimnasio. Es por ello que no podemos pasar por alto, una opción como esta que se aleja ligeramente de las mancuernas, pero que también nos ayuda a tonificar todo el cuerpo: Las kettlebells o pesas rusas.

Seguro que las conoces y es que, también gracias a sus tamaños, las podemos ir incorporando cómodamente. Hoy te desvelamos algunos de los mejores ejercicios que podrás realizar con ellas. Sin duda, van a mejorar tu entrenamiento y ya no podrás dejarlas de lado. ¿Estás preparado o preparada para lo que viene?

Levantamiento turco con kettlebells

¿Conoces este ejercicio? Es uno de los que se suelen practicar y más, cuando hablamos de pesas rusas. Pero es que ahora como parece que todo lo turco está bastante de moda, no queríamos dejar pasar la oportunidad de incluir este ejercicio tan especial. Es cierto que puede haber alguna variación, pero lo común es que nos tumbemos en el suelo boca arriba. Que una pierna esté estirada y la otra, apoyamos el pie en el suelo. Ahora debes empuja la pesa hacia la zona del pecho con una o dos manos. La misma mano y pierna van a tocar suelo para coger impulso y poder incorporarnos, apoyando la palma de una mano. ¡Parece sencillo, pero no lo es tanto!

Balanceo o kettlebells swing

Es otro de los más comunes y que también tiene que ir incorporado en todo entrenamiento que se precie. En este caso se trata de comenzar estando de pie frente a nuestra pesa rusa. A la hora de tomarla con las dos manos, debemos flexionar rodillas, echar glúteo hacia atrás y no curvar la espalda, sino que hay que mantenerla totalmente recta para que el ejercicio vaya correcto. Luego, se toma un ligero impulso y, con los brazos estirados vamos balanceando la pesa hacia arriba y abajo. Ni qué decir tiene que trabajarás los brazos pero también hombros, abdomen y piernas a la vez que espalda.

Sentadilla sumo

Todo el mundo conoce las sentadillas y es cierto que son odiadas por muchos pero hay que pensar que también nos traen grandes beneficios. Por lo que en este caso, nos quedamos con las sumo, que es una de sus variantes más demandada. Para ello, separamos las piernas a la altura de las caderas, sujetamos la kettlebell con las dos manos y bajaremos pero siempre con la espalda recta. Subiremos y bajaremos con el fin de activar tanto los cuádriceps. Es sencillo, pero al día siguiente nos seguiremos acordando de un ejercicio como este.

Remo doble

Tampoco se nos puede olvidar el remo cuando hablamos de entrenamientos. Por ello, de nuevo, necesitamos de nuestras kettlebells y en este caso, sí que por partida doble, tal y como indicamos, se trataría de un remo doble. Por lo que tendremos que tomar una pesa en cada mano. Luego, semi flexionamos las rodillas y mantenemos la espalda recta, para evitar posibles lesiones. Ahora solo queda el llevar los brazos hacia abajo, para estirarlos y luego, subiéndolos pero hacia atrás, doblando la parte del codo. Es por tanto, otro de los básicos que debes alternar con el resto de ideas en tu entrenamiento.

Un gran multi-ejercicio: El remo renegado

También se trata de remo pero lógicamente de una manera diferente a lo que hemos visto. En este caso, se trata de volver a tomar las dos kettlebells, pero nos pondremos en posición de plancha, con brazos rectos y con las manos agarrando nuestras pesas. El equilibrio es vital en este ejercicio, así como mantener la postura y aguantarnos sobre la punta de los pies. Iremos alternando los brazos, pero sin modificar nuestra postura. ¡Seguro que lo consigues!


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.