Los mejores antibióticos naturales

Ajo como antibiótico natural

Ante todo hay que dejar claro que ante problemas de salud siempre se debe consultar con un profesional, ya que son los que mejor pueden orientarnos dependiendo de nuestro estado de salud. No debemos realizar experimentos o pruebas sin saber cómo puede ser el resultado. Pero dentro de estas pautas también deberíamos saber que la naturaleza alberga algunos de los mejores ingredientes para cuidarnos de los que a veces no somos conscientes.

Vamos a ver cuáles son los mejores antibióticos naturales, los cuales pueden ayudarnos con algunas infecciones. Este tipo de ingredientes naturales nos pueden ayudar a mejorar nuestro sistema inmune incluso si no tenemos ningún problema, por lo que debemos tener en cuenta su existencia si queremos cuidarnos a diario.

Ajo

Probablemente ya habrás oído hablar de los estupendos efectos del ajo sobre el organismo. Este ingrediente actúa sobre bacterias, hongos o sobre infecciones de virus. Es un ingrediente con el que se han hecho estudios sobre algunos problemas como diarreas, salmonella o tuberculosis con buenos efectos sobre el sistema inmune, reforzándolo en casi todos los casos. Es un ingrediente fácil de conseguir pero hay que tener en cuenta que se deberían consumir entre tres y cuatro dientes de ajo diarios en crudo, ya que si se cocinan suelen perder parte de sus efectos.

Miel

Miel como antibiótico natural

La miel es un producto antibacteriano que además tiene propiedades curativas. Inhibe más de sesenta bacterias, aunque no es tan efectivo como el ajo. Este ingrediente sí se ha utilizado en muchas ocasiones para curar heridas, injertos de piel, quemaduras e incluso úlceras. Es asombroso su poder curativo en la piel y al parecer esto ocurre por la cantidad de peróxido de hidrógeno que tiene en su composición.

Jengibre

Jengibre como antibiótico natural

Este es otro de los antibióticos naturales más resistentes y buenos que existen, por lo que se ha convertido en un estupendo ingrediente para las comidas en los últimos años. Se puede utilizar el jengibre para combatir muchas cepas bacterianas de forma eficaz. Así que incluirlo en las comidas puede ser una gran idea para cuidarnos. Sirven para combatir infecciones orales o estomacales.

Aloe vera

Aloe vera para cuidar tu piel

El gel de la planta de aloe vera es muy eficaz para cuidar la piel. Esto es algo que sabemos porque se ha usado desde hace muchos años en todo tipo de afecciones, desde quemaduras leves a rojeces o acné. El aloe vera cuenta con antiinflamatorios, antibacterianos y antimicóticos, por lo que pueden ser usados en múltiples problemas, desde la caspa a una eccemas. Aunque este aloe vera es muy utilizado sobre la piel para curar muchos problemas, lo cierto es que también se puede utilizar para curar nuestro estómago, ya que ayuda a mejorar la digestión. El aloe vera además lo podemos encontrar en forma de bebida, en forma de gel para la piel, en cremas y muchos otros formatos porque es realmente popular.

Cebolla

Antibiótico en la cebolla

Este ingrediente es muy utilizado en todo tipo de comidas, pero quizás no sabías que se trata de otro tipo de antibiótico natural para nuestro organismo que nos puede ayudar a mejorar nuestro sistema inmune. El uso de la cebolla en la cocina y en nuestro día a día nos puede ayudar a protegernos frente a enfermedades infecciosas. Se puede utilizar la cebolla para combatir problemas respiratorios si se cuece en agua y se usa el vapor para inhalar. Por otro lado, podemos usar este tipo de agua para mejorar el cuero cabelludo, ya que combate la caspa, que es un tipo de hongo, y también ayuda a reforzar el cabello. De ahí que los champús con extractos de cebolla se hayan vuelto tan populares, por estas excelentes propiedades.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.