Los looks de Kate Middleton en su tour por Oceanía

Kate Middleton ha sabido ganarse el cariño y admiración de los británicos (y también de los no británicos) desde su boda con el príncipe Guillermo de Inglaterra. Además de ser la gran protagonista de la Casa Real británica eclipsando al resto de la familia, la duquesa de Cambridge se ha convertido en todo un icono de moda. Por si quedaba algún escéptico que no confiaba en el estilo de Kate, el tour que ha realizado por Oceanía nos deja cualquier tipo de dudas.

¡Menudo despliegue de vestuario! Anonadados nos ha dejado Catalina con sus looks ultra perfectos. Todo cuidado hasta el más mínimo detalle para que la imagen de la duquesa fuera exquisita y nada estuviera fuera de lugar en su periplo por los mágicos escenarios de Australia y Nueva Zelanda. En total, más de 30 looks, la mayoría de diseñadores británicos, y con predominio del estilo ‘color block’

Kate comparte con Diana de Gales su predilección por la diseñadora Catherine Walker

Era el primer viaje oficial de toda la familia al completo desde que naciera el pequeño príncipe Jorge. A pesar de que todas las miradas estaban puestas en el bebé, fue Kate la que acaparó todas las miradas con su vestuario digno de princesa. Nada más descender la escalinata del avión ya consiguió llamar la atención con un look en rojo de la británica Catherine Walker, una de las diseñadoras preferidas de Diana de Gales. Abrigo de doble botonadura de estilo militar y sombrero tipo ‘pillbox’ que nos hizo acordarnos de la icónica Jackie Kennedy.

Con el vestuario de esta gira, Kate ha querido transmitir alegría y buenas vibraciones. Por eso, han predominado los colores vivos y los estampados, dejando a un lado los tonos neutros u oscuros. Uno de sus preferidos, el verde en su versión más vibrante, como el abrigo con cremallera de Erdam. En otra de sus visitas, con un diseño de Catherine Walker

Alexander McQueen, su elección para las grandes ocasiones

Kate Middleton, la mujer con la melena más envidiada del mundo, es fiel a Alexander McQueen. La firma que diseñó su vestido de novia es también la artífice de sus mejores looks. En un homenaje al cuerpo de aviación, con abrigo de largo midi en azul pastel que combinó con salones en azul marino.

Ha sido quizás el look más comentado de Kate a lo largo de esta gira por tierras australes. De nuevo, Alexander McQueen con uno de sus diseños más depurados, un abrigo gris perla  que combinó con un llamativo tocado de Jane Taylor.

Con otro tocado de Jane Taylor, esta vez como protagonista de un ‘look color block’ en azul  turquesa firmado por la diseñadora británica Emilia Wickstead.

Jenny Packman es otra de sus firmas de cabecera. Esta vez, Kate apostó por un clásico vestido negro con una aplicación en el hombro con forma de hojas de helecho, un  homenaje a sus anfitriones, pues es el emblema de Nueva Zelanda.

Look marinero, de Zara

Mucho ha cambiado Kate desde que la conocimos como novia del principito Guillermo. Aquella jovencita discreta que prefería mantenerse en un segundo plano se ha convertido en una mujer con un estilo potente y mucha personalidad, que además convierte en oro todo lo que toca. Porque es ponerse una prenda o complemento y convertirlo automáticamente en un superventas. Esto también ha pasado por la blazer azul marino con botones dorados de Zara que la duquesa eligió para uno de sus looks más relajados. Porque las princesas también visten de low cost (y si no, que se lo digan a Letizia).

Colores vivos y estampados

Uno de mis looks preferidos de la gira de los príncipes, quizás por lo llamativo, fresco e inesperado. Kate se atrevió con el amarillo y no dejó a nadie indiferente. Demostrando que no es supersticiosa, la duques eligió este modelo de Roksanda Ilincic para acudir a la Ópera de Sidney. Y en un look más relajado, junto a su hijo en el Zoo Taronga, con un vestidito con falda de vuelo que combinó con sus adoradas sandalias de cuña.

Además de los colores vivos, los estampados fueron otra de las constantes del vestuario de Kate en su periplo por Oceanía. Pura tendencia de primavera, como este vestido de print floral de LK Bennett que la Duquesa lució en Brisbane.

Más estampados: de cuadros y con alpargatas de cuña, en la montaña Uluru. Y no podía faltar, el emblemático estampado geométrico de Diane Von Furstenberg, otra de las diseñadoras fetiche de Kate.

Otra de las tendencias de esta primavera, los colores pastel, a la que Kate se adapta a la perfección. En su visita a la ciudad de Adelaida, con un elegante diseño rosa con falda tableada de Alexander McQueen.

Catherine se atrevió con los troquelados, una tendencia que también veremos mucho esta temporada. Perfecta con un vestido cóctel en blanco con encaje troquelado de Lela Rose que combinó con clutch y zapatos de salón en negro.

Perfectamente coordinada con su marido Guillermo, con un look en tonos tierra para su visita a Uluru. Kate apostó por un vestido cóctel en crepé de Roksanda Ilincic.

La Duquesa tuvo varios detalles con sus anfitriones en sus looks, como sus broches con las hojas de helecho. Además, quiso hacer un guiño a la moda australiana en su despedida de Oceanía, luciendo un tocado de Jonathan Howard en azul marino que combinó con un vestido jaspeado de falda con vuelo. Está claro que el vestido-abrigo es uno de los diseños fetiche de Kate.

 


Categorías

El modelito

Eva Alonso

Blogger, diseñadora, community manager... inquieta y con muchísimos intereses que me traen de cabeza. Me apasiona la moda, el cine, la música... y... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *