Los hijos de padres que presionan demasiado se desmotivan

desmotivacion hijos

No es un fenómeno asiático, también es frecuente en el mundo occidental. En el mundo competitivo de hoy, los estudiantes son empujados al límite para tener éxito… pero tanta presión puede pasar factura en su aprendizaje y motivación general hacia la vida. Los padres tienen los mejores intereses para sus hijos y, comprensiblemente, quieren lo mejor en su educación y carrera.

El problema es la forma en que estos padres dan lo mejor para sus hijos para que puedan lograr lo que potencialmente puedan. Sin embargo, para algunos padres, sus hijos se han convertido en una extensión de sí mismos. Estos padres quieren que sus hijos logren lo que no lograron o no tuvieron la oportunidad de lograr ellos mismos.  Por lo tanto, presionan a sus hijos para que obtengan grandes logros en estudios y carreras.

Quiero que mi hijo sea abogado

Hay padres que quieren que sus hijos cumplan ciertas metas, sin importar realmente lo que ellos sienten o quieren. No parece haber ninguna consideración sobre lo que el hijo realmente quiere hacer.

Si los padres presionan a sus hijos para que hagan lo que no quieren hacer, se desmotivan.   Algunos sienten que son fracasos porque no pueden cumplir con las expectativas de sus padres. Esto puede tener repercusiones de largo alcance en la autoestima y la autoconfianza de los niños.

presion a los hijos desde pequeños

Cada niño es diferente

Como padres, debemos alentar y apoyar a cada niño para que logre lo que es capaz de hacer y, lo que es más importante, lo que le interesa.  El verdadero éxito es tener un trabajo satisfactorio basado en el interés personal y el talento. No debemos forzar sobre nuestros hijos nuestras ambiciones o cumplir nuestros sueños.

Desgraciadamente se desperdicia talento en el arte y la música, ya que los niños de hoy se ven obligados a dedicar su tiempo y esfuerzo a temas académicos. El sistema educativo actual tampoco está ayudando mucho en estos temas. Es fundamental  que los padres se centren en los intereses reales de los niños.  Se hace demasiado hincapié en los exámenes y la competencia: han eliminado la diversión del aprendizaje.

¿Qué ocurre en otros países?

En algunos países como Nueva Zelanda, han dejado de tener ceremonias para premiar a los niños que tienen éxito en sus estudios. La razón es que tienen un impacto negativo en los estudiantes menos inclinados académicamente. Las escuelas en Nueva Zelanda han introducido materias de habilidades para la vida como jardinería, cocina y presupuesto para que los estudiantes obtengan una educación integral.

La educación para cada niño es importante, pero la educación real va más allá del aula y los exámenes. Tanto los padres como las escuelas deben enseñar y alentar a los estudiantes a estar motivados, seguros de sí mismos y tener éxito en cualquier área en la que estén interesados para que tengan carreras significativas.

Con todo esto en cuenta es importante que los padres hagan una reflexión para que el futuro de sus hijos sea exitoso, centrándose sobre todo, en sus intereses.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.