Los grandes beneficios del aceite de oliva para tu piel

Cómo aplicar el aceite de oliva en el rostro

Por todos y todas es sabido que el aceite de oliva es uno de esos ingredientes básicos en nuestro día a día. Pero no solo en el mundo de la cocina, sino también para nuestra piel. Es conocido como el oro líquido y por ello, tiene que hacer gala de su nombre en cuanto a belleza se refiere. Si lo tienes en casa, ahora le podrás dar más usos de los que crees.

Ya que se trata de un cosmético que también es muy completo. Por si no lo sabes, te recordamos que el aceite de oliva cuenta con vitamina A, D, E y K, lo que ya solo por eso, sabemos que estamos ante uno de los mejores aliados que nuestra piel puede tener. Es el momento de conocer con todo lujo de detalle lo que puede hacer por nosotros.

El aceite de oliva hidrata y nutre la piel

Seguro que ya lo sabías porque es una de sus cualidades más apreciadas. Ya lo hemos dicho anteriormente y es que gracias a todas las vitaminas que posee, nuestra piel quedará más nutrida que nunca. Lo que le devolverá la suavidad y la elasticidad que muchas veces vamos perdiendo con el paso de los años. De manera que también va a hidratar de una manera intensa y esto hace que la piel tenga más luminosidad y se vea más cuidada. Así que, tanto para la piel más seca como la mixta, el aceite cuidará de ellas en todo momento. Si introduces este alimento en tu rutina, rápidamente verás los cambios que se producen.

Beneficios del aceite de oliva

Reduce las manchas y las líneas de expresión

Si te preguntas en cómo usar el aceite de oliva para la piel te diremos que puedes aplicarlo con un algodón o en forma de masaje con la yema de los dedos. Pero siempre haciendo hincapié en esas zonas más complicadas. Por ejemplo, en la parte de la frente o en las proximidades de los labios donde las líneas de expresión y arrugas se notan más. Ya que el aceite conseguirá darle más elasticidad y como tal, te olvidarás de dichas arrugas. Recuerda que también atenúa las manchas, así que, incorpora este producto a tu rutina y te olvidarás de ellas.

Mejora la cicatrización

Es perfecto para mejorar los tejidos dañados, por lo que activará los procesos de cicatrización. Si tienes algún tipo de herida que parece que no te cura, entonces es el momento de dejarte llevar por un producto como este y verás todo lo que puede hacer por ti. Ya que además de reparar las manchas, como antes mencionamos, también hará lo propio con las pequeñas marcas o cicatrices. Puesto que mejorará su aspecto antes de lo que crees.

Aceite de oliva

Puede actuar como exfoliante

Una vez por semana se aconseja aplicar un exfoliante para eliminar las células muertas de la piel. En ocasiones ya tenemos un producto específico para este tipo de trabajos, pero sino, conviene que pruebes el aceite de oliva porque también te va a encantar. Ya que se encarga de eliminar esas células muertas y de hacer que la regeneración de las nuevas sea más rápida. Lo que se traduce en una piel mucho más suave y limpia en profundidad.

El aceite de oliva funciona como desmaquillante

¿Qué desmaquillante usas? Porque puedes echar mano del aceite de oliva para que limpie por completo tu piel. Ya lo acabamos de mencionar y es que se encargará de esta tarea de dejarnos la piel siempre perfecta. Porque en un abrir y cerrar de ojos, eliminará todo producto que se le ponga por delante. Además, tendrás la seguridad de que como no se trata de un producto que sea agresivo, ni mucho menos, cuidará de todo tipo de piel, incluidas las más sensibles.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.