Los dolores de espalda y su relación con las emociones

¿Sabías que los dolores de espalda tienen relación con las emociones que sentimos?. Pues sí, y mucha. Hay que decir que los dolores en esta zona del cuerpo son muy frecuentes. Es una de las zonas que lleva el peso del mismo y que, en ocasiones suele resentirse más de la cuenta.

Así es que, cuando aparecen los dolores de espalda es porque ésta tiene una carga superior a la que puede soportar. En ocasiones nos podremos quejar de los dolores cervicales y en otras de los lumbares. Todos ellos también tienen un punto común que son las emociones que podemos sentir. ¡Descúbrelas!.

Los dolores de espalda y las emociones

Se dice que por la espalda también van las grandes emociones que el cuerpo suele sentir. Es uno de los grandes medios que tiene para poder focalizarlas. Así que, no es de extrañar que ahora conozcamos su unión.

Cervicales y la ira

Se dice que cuando nos duele la zona cervical, o ese punto de unión entre el cuello y el cuerpo, entonces es que estamos pasando por un momento de ira. Será esta emoción la que impida el normal funcionamiento de nuestro cuerpo. Podrás también notar tensión en la zona de los trapecios y llegarán las temidas contracturas. Sin duda, éstas además de dolor también nos pueden dejar ciertos mareos. Una sensación de lo más incómoda que no siempre es sencillo de solucionar. Es por ello que debemos practicar un poco de deporte y acudir al fisioterapeuta. Ya que solo él podrá darnos un buen diagnóstico así como sus mejores soluciones.

Zona alta y la tristeza

La zona alta de la espalda, sin tener que llegar al cuello, simboliza la tristeza. Sí, cuando el dolor se intensifica en esta zona, entonces es que estamos pasando por un momento bastante angustioso. Tampoco es sencillo dejar atrás esta sensación, cuando el problema es bastante alarmante. Aunque siempre podremos seguir alguna terapia que nos ayude a levantar el ánimo. Ya no solo por nuestra mente sino también, por nuestra espalda. El desahogarse será tu mejor inicio y verás cómo te sientes un poco más relajado en la parte de la espalda.

Parte media y el miedo

Justo antes de llegar a lo que sería la zona lumbar, tenemos una parte media de la espalda. Ahí, en esa zona tan pequeña, se concentra el miedo. Así que, si sientes especial dolor en esta parte, ya sabes que es por algo que te está acechando y no se te quita de la cabeza. En este caso nuestra mente juega un papel importante. Porque todo pasa por ella antes de llegar a nuestra espalda. Así que, cuando más tranquila la tengamos, nuestra espalda también nos lo va a agradecer. Para aliviar, mientras tanto, un dolor como éste nada como aplicar un poco de calor. Solamente con unos minutos ya irás notando la gran mejoría.

Preocupación y zona lumbar

La zona lumbar es otra de las principales de nuestra espalda. Es esa parte de la que todos nos llegamos a quejar en alguna ocasión. Claro que no es para menos porque también sufre bastante. En ocasiones por ciertas posturas y en otras, con el añadido de las emociones. En este caso, se trata de la preocupación quien cuenta con un gran papel en nuestra espalda. Si estamos preocupados, todo se transmitirá hacia los lumbares. De nuevo, aquí será necesario un poco de calor para poder relajarlos.

Aunque como vemos existen esta conexión entre los dolores de espalda y las emociones, no siempre será así. En ocasiones, cuando nos duele esta zona puede ser por numerosos otros factores. Posturas al trabajar, por cargar demasiado peso o por problemas añadidos. ¡Siempre hay que acudir a un especialista!.

Cuida tu cuerpo
¿Quieres estar en forma y disfrutar de una vida saludable? No te pierdas estos consejos para conseguirlo:
¡Adiós a la celulitis!Gimnasia facial sin cirugía

Categorías

Bienestar

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario