Los cinco peligros de ser dependiente emocional en la pareja

dependiente

Por desgracia, a día de hoy son muchas las personas las que tienen dependencia emocional de su pareja. Dicha dependencia provoca una pérdida en la autoestima de la persona  bastante evidente que repercute negativamente tanto en el aspecto físico como mental.

El padecer dependencia emocional en la pareja va a provocar una serie de peligros y riesgos para la propia persona que te vamos a detallar en seguida.

Los peligros de tener dependencia emocional en la pareja

  • El principal peligro de vivir de una manera dependiente es el hecho de perder toda la autoestima y confianza en uno mismo. Sin dicha autoestima, la persona se anula como y apenas tiene voz ni voto en nada. 
  • Un segundo riesgo es el hecho de que la persona dependiente pierde toda su identidad como persona y se convierte en una extensión de la pareja que la somete. Ello va a provocar que la persona sometida sufra un maltrato mental y físico bastante serio. El problema de dicho abuso es que es consentido y para nada obligado.
  • La pareja dominante se da cuenta del poder que tiene y ejerce un abuso en todos los aspectos sobre la persona dependiente. Por desgracia, al ser dependiente emocional apenas se da cuenta de la situación en la que se haya y como soporta ciertas situaciones, que una pareja sana no aguantaría.

dependencia pareja

  • Una cosa lleva a la otra y es que el ser anulada como persona, repercute de una manera negativa a la hora de relacionarse con otras personas. Las persona dependiente sufre un aislamiento total frente a su familia y amigos, encontrándose exclusivamente en el campo  o en el mundo en la que se encuentra la pareja. No hay más vida que la que tiene con la persona que conforma la pareja. Consecuencia de todo ello es el hecho de que la persona sometida pierde por completo todas las habilidades sociales que podría tener antes de tener una relación.
  • Un último peligro de tener dependencia emocional en la pareja es el hecho de sufrir ciertos trastornos y desajustes a nivel mental. Esto se manifiesta principalmente en repentinos cambios de humor a lo largo del día. Aparte de ello es bastante probable que tales trastornos den lugar a importantes episodios de estrés o de ansiedad. Ello desemboca en una relación con la pareja totalmente tóxica que se debe revertir lo más pronto posible.

En definitiva, no se debe permitir bajo ningún concepto que una persona mantenga una relación con otra pareja de manera dependiente. La autoestima y la confianza en uno mismo debe estar presente y no limitarse por el hecho de tener pareja. Uno debe ser libre y ser consecuentes con sus propias acciones y no depender en ningún momento de las acciones de la pareja. Si ello ocurre, es mucho mejor el poner fin a la relación y terminar con todo. Una relación debe basarse en todo momento en el respeto y en la libertad de ambas personas, de no ser así la relación se torna tóxica con todo lo malo que ello supone.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.