Los beneficios de los juegos en los niños

El juego en los niños

Los juegos es algo que les sale a los niños de forma innata, es su forma de poder explorar el entorno y aprender de él. El juego es una parte fundamental de los niños que no puede faltarles ningún día, gracias al juego empezarán a desarrollar habilidades muy importantes y a desenvolverse mejor. Los padres deben asegurarse que pasan tiempo de calidad con sus hijos y que el juego es el protagonista cada día. ¡No hay mejor manera de aprender que jugando!

Además de que los niños juegan, el hecho mismo de jugar tiene un gran valor educativo y les aporta grandes beneficios. ¿Quieres conocer algunos de los beneficios que tienen los juegos en los pequeños de la casa? ¡No pierdas detalle! Y de paso recuerda, que los adultos también podemos jugar de vez en cuando, nos ayuda a conocernos mejor a nosotros mismos.

Explorar el entorno

Para los niños más pequeños, el juego se convierte en su modo de explorar el entorno. Ellos investigan así el mundo que les rodea. El juego tiene un gran valor educativo en el desarrollo de los pequeños, por eso necesitan ir al parque, jugar a la pelota, salir al campo y jugar con la naturaleza, etc… todo ello le aportará un gran conocimiento.

Al explorar el entorno los niños pequeños pueden aprender a entender cómo funciona su cuerpo, a cómo moverse y hasta dónde están sus propios límites. Los niños desarrollan fuerza muscular, flexibilidad y empiezan a coordinar el movimiento de su cuerpo.

El juego en los niños

Nuevas habilidades

Además, aprenderán nuevas habilidades comunicativas, sociales e incluso podrán introducirse a la lógica y las matemáticas (como cuando juegan en una mesa de arena y agua que empiezan a pensar en volumen, peso, etc.). Cuando juega con pinturas podrá desarrollar la creatividad, jugar a estos juegos le ayudará a entender a los demás, compartir juguetes y a escuchar lo que los demás tienen que decirle. Y todo esto antes de empezar con juguetes educativos (como por ejemplo juguetes de letras, palabras, numeración, etc.).

Aprender jugando

Lo mejor que tiene el juego en los niños es que tienen la capacidad de aprender jugando, sienten el juego como algo que les gusta hacer y que quieren hacerlo. El juego debe ser divertido y tendrán que disfrutarlo en momentos de ocio, así a medida que disfruten más del juego se podrán conseguir más cosas de él. Podrá disfrutar de lo que hace y aprender todo lo que tiene delante.

Es importante crear un buen equilibrio de desafíos mentales y físicos para que puedan superarse a través del juego, si quiere descodificar formas y colores, o subir escaleras para llegar más alto (siempre bajo super visión) ¡adelante!

El juego en los niños

Mejoran  sus capacidades

En el juego, muchas veces los niños se quedan totalmente absortos con lo que están haciendo, eso significa que están disfrutando de la actividad. Un niño puede estar horas disfrutando de construir bloques o de jugar con figuras o muñecos creando escenarios e inventando historias. Esto ayuda a los pequeños a que se concentren en lo que están haciendo. Aprenden una habilidad (la concentración) que es imprescindible para la escuela y la vida. Además, estarán usando la imaginación, algo que les estimulará en la creatividad y todo esto a su vez, estará potenciando el desarrollo intelectual.

Por si fuera poco, los niños saben cómo hacer amistades casi de forma innata, por lo que ir al parque significa grandes oportunidades para conseguir nuevos amigos y disfrutar de nuevas aventuras. Pero no les obligues a hacer amigos, ellos solos lo conseguirán. Cuando tu hijo esté jugando no te concentres demasiado en que debe aprender… eso lo conseguirá sin que os deis cuenta, lo que realmente es importante es que se divierta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *