Los alimentos que se pueden comer en una dieta antiinflamatoria

Alimentos antiinflamatorios

Todos los alimentos que se consumen provocan una respuesta en el cuerpo, a veces positiva y en ocasiones puede ser negativa. Por muy naturales que sean esos alimentos, pueden darse circunstancias como patologías o enfermedades en las que ciertos alimentos resultan más peligrosos que beneficiosos. Algo así es lo que ocurre con algunas enfermedades autoinmunes, concretamente con las que producen inflamación crónica.

La inflamación es una respuesta natural del organismo, un mecanismo de defensa ante una amenaza. Cuando una bacteria o un virus entra en el cuerpo, este responde inflamando la zona para evitar que se expanda y dañe otras zonas aledañas. El problema es que en ocasiones, la inflamación puede volverse crónica, lo que supone un riesgo para otro tipo de enfermedades graves.

Dieta antiinflamatoria, en qué casos se recomienda

Inflamación crónica, psoriasis

La dieta antiinflamatoria está pensada para las personas que necesitan contrarrestar los efectos de la inflamación crónica, como el caso de pacientes con enfermedades autoinmunes. También está recomendada para personas que quieren adoptar un estilo de vida más saludable. Ya que entre otros muchos beneficios esta dieta ayuda a reducir el colesterol, acelera la pérdida de peso, se reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y reduce los niveles de glucosa en la sangre.

Esta dieta consiste en introducir alimentos que por sus propiedades nutritivas, realizan un trabajo antiinflamatorio en el cuerpo. Así como eliminar todos aquellos que pueden causar o aumentar la inflamación. Este tipo de dieta, al igual que otras dietas restrictivas, debe estar supervisada por un médico o nutricionista. Especialmente si padeces de una enfermedad para evitar cualquier riesgo en tu salud.

5 alimentos que debes incluir en tu dieta antiinflamatoria

Cúrcuma, alimento antiinflamatorio

Además de realizar cambios en la alimentación, para reducir la inflamación crónica es muy importante realizar cambios de hábitos. Dormir bien es parte esencial, así como eliminar el tabaco y todas las sustancias que puedan resultar dañinas para la salud. En cuanto a la alimentación, la dieta estará basada en alimentos naturales, verduras y frutas, pescado azul, huevos, aceite, especias y plantas.

La lista de alimentos que puedes tomar es larga, por lo que no se trata de una dieta restrictiva. No obstante, tan importante es introducir alimentos antiinflamatorios, como eliminar aquellos que resultan muy perjudiciales. Como el azúcar, los procesados, el aceite vegetal, los carbohidratos refinados, el tabaco, el alcohol y las carnes procesadas. En cuanto a los alimentos que debes incluir en tu dieta antiinflamatoria, estos son los mejores.

  1. Las semillas de chía y las semillas de lino: Consideradas un super alimento y base de la alimentación de muchas personas en la actualidad, las semillas de chía y lino contienen grandes propiedades nutricionales. Entre ellas, el ácido graso Omega3, que es un antiinflamatorio natural.
  2. Las verduras crucíferas: Como la rúcula, el brócoli, el repollo, las coles de Bruselas o los rábanos.
  3. Cúrcuma: Entre las especias, esta es especialmente beneficiosa en una dieta antiinflamatoria. No en vano la cúrcuma se compara a nivel natural con el ibuprofeno.
  4. Los frutos rojos: Los arándanos, las frambuesas o las moras son frutas ricas en antioxidantes y tienen grandes propiedades antiinflamatorias.
  5. Las verduras de hoja verde: La clorofila que contienen sus hojas ayudan a reducir la inflamación, además de ser ricas en hierro y minerales que favorecen la expulsión de las toxinas del cuerpo.

Cómo evitar la inflamación crónica

Si sufres habitualmente lesiones musculares, tienes episodios de estrés, ansiedad o depresión, así como frecuentes trastornos emocionales, incluir estos alimentos en tu dieta puede resultar muy favorecedor. La inflamación crónica es uno de los grandes males de nuestro siglo, un trastorno que afecta cada vez a más personas. Son muchos los factores de riesgo, la contaminación, el consumo de tabaco, el estrés, la falta de sueño y una alimentación cada vez menos natural y más artificial.

En algunos casos no se puede evitar la inflamación crónica, como en el caso de ciertas enfermedades como la Arteritis de Takayasu. Pero en la mayoría de los casos se puede evitar con una alimentación más saludable, más natural y recuperando hábitos de décadas pasadas. Comer para vivir y no para enfermar, debe ser tu máxima si quieres cuidar tu salud. Incluye estos alimentos en dieta antiinflamatoria y pronto notarás la diferencia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.