Los aceites indispensables en la cocina

 

El aceite está presente en la mayoría de nuestros platos, es el acompañamiento perfecto para la comida. Es sin duda uno de los productos más utilizados en todo el mundo. Se utiliza para aliñar ensaladas, cocinar a la plancha o freír. Existen muchos tipos de aceites, pero nosotros os contaremos cuáles son los que no deben faltarte nunca en tu despensa.

Aunque nos parezca en algunas ocasiones un producto caro es esencial y vital su consumo para tener una salud perfecta. Debemos invertir en los mejores aceites del mercado, existen multitud de ellos, pero nosotros escogeremos los mejores.

En el mercado encontramos muchos tipos de aceites de origen vegetal pero no todos son igual de saludables, porque muchos de ellos están compuestos de elementos dañinos. Las propiedades que nos ofrecen los aceites son diversos y otorgan grandes beneficios al organismo pero hay que saber identificarlos.

Los aceites más saludables

Cuando escojamos nuestro aceite tenemos que prestar atención al etiquetado porque muchos de ellos están compuestos de grasas saturadas, las grasas más perjudiciales que podemos encontrar. Más del 70% de los aceites contienen estas grasas, por ello tenemos que estar alertas.

Es primordial consumir el aceite, pero que sea de calidad, y aunque se note en nuestra economía, nuestro organismo lo agradecerá.

Aceite de oliva, el más saludable

Posiblemente el aceite más utilizado y conocido del mundo y no es para menos. El aceite de oliva virgen es considerado el más saludable para cocinar todo tipo de alimentos. Compuesto por  ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados que ayudan a nuestro metabolismo a mantenerlo activo y a nuestra circulación sanguínea.

Los ácidos grasos omega 9, el ácido oleico, funciona respetando el trabajo de los demás ácidos grasos, es decir, no interfiere en las funciones ni en los anula, como sí hace el omega 3 que interfiere con el omega 6 que contiene el aceite de girasol.

Para conseguir una mejoría en nuestra salud debemos escoger el aceite de oliva virgen extra, un aceite que no haya pasado por procesos de refinamiento para que conserve todas sus propiedades intactas, aunque debemos recordar que este tipo de aceite es mucho más costoso que cualquier otro.

Este aceite no se ve alterado si se calienta a altas temperaturas, su sabor es muy suave y pega con casi todo tipo de comida y recetas. Se puede combinar en recetas dulces para preparar bizcochos y deliciosos postres, o tomar en crudo para aliñar nuestra ensalada favorita.

A continuación, os ponemos un listado de otros aceites saludables que tampoco tenemos que dejar de lado. Son diferentes puesto que el sabor puede ser totalmente distinto y puede darnos a nuestros platos un toque especial.

  • Aceite de cacahuete
  • Aceite de coco
  • Aceite de girasol
  • Aceite de canola
  • Aceite de lino
  • Aceite de sésamo

Todos ellos se pueden conseguir en tiendas especializadas, no todos los podemos encontrar en el supermercado, pero en los herbolarios los encontramos sin dudarlo. Tenemos que buscar aquellos que estén prensados en frío, que son los ideales para tener una buena salud.

Aceites a evitar

Muchas veces nos vemos tentados a comprar los aceites más económicos, las comparaciones son odiosas y buscamos ahorrar en nuestra lista de la compra, pero en esta ocasión, no deberíamos elegir esos productos con precios atractivos. Tenemos que pensar en la salud de nuestro organismo. Hay que tener presente que aunque el precio nos llame la atención estos aceites contienen altos niveles de grasas saturadas.

Lípidos hidrogenados que al consumirlos en grandes cantidades se depositarían en nuestro cuerpo y nos harían engordar muy fácilmente. Es el caso de las margarinas, por ejemplo.

Estos productos son ricos en calorías, calorías que no nos brindan más que grasas y muy pocos nutrientes que el cuerpo pueda asimilar. Destacamos los siguientes:

  • Aceite de palma
  • Aceite de soja
  • Aceite de maíz
  • Margarinas
  • Manteca de cerdo

Las grasas de origen animal, aunque tengan las mismas calorías que los aceites más saludables son mucho más perjudiciales para nosotros, por ello, debemos evitarlos.

Hay que recordar

Debemos tener presente que no todos los aceites son buenos para nuestra salud, como consumidores debemos saber escoger lo mejor de lo mejor, no hay que abusar tampoco de los aceites esenciales, porque aunque sean más saludables también tienen muchas calorías. Sin embargo, éstas nos brindan de energía y ayudan a nuestro metabolismo.

No es darse un capricho de vez en cuando, sino es cuidarse y mimar el cuerpo. Una máquina perfecta, que debe estar siempre bien engrasada para que todos los nutrientes sean absorbidos correctamente. De hecho, si hacemos una compra importante con algún aceite de oliva virgen extra, evitaremos un consumo excesivo y lo tomaremos con mayor control, evitando así un aumento de peso indeseado.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *