Los abuelos de visita en casa; ¡los huéspedes perfectos!

Hay abuelos que viven lejos de sus nietos por muchas circunstancias. Estos abuelos echan de menos a sus hijos y a sus nietos y por eso, pueden decidir ir a pasar unos días o una temporada con los hijos en su hogar. Si eres abuelo y quieres hacer esto, primero llama a tu hijo/a para saber si le va bien y que podáis acordar una fecha que sea buena para todos. Una vez que sepáis esto y acordéis el viaje, podrás disfrutar de tu familia en un entorno tan íntimo como es su hogar.

Es principal que como huésped tengas una buena actitud y respetes sus normas y su privacidad. Cada hogar es un mundo, pero aunque sean tus hijos y tus nietos, han formado un hogar ajeno al tuyo y debes respetarlo.

Ayuda en casa

Si tienes la capacidad suficiente para realizar las taras del hogar, es importante que ayudes en todo lo que puedas. Igual que estás allí, también ensucias y por tanto, tienes la obligación igual que ellos de limpiar las cosas. Cocina, limpia, haz las camas… Pero no hagas una limpieza profunda porque podría ser tomado como una crítica a los hábitos de limpieza de tus anfitriones. Del mismo modo, antes de hacer nada, pregunta si es buena idea que lo hagas. No estás en tu casa, aunque sientas que sí lo estás.

Tiempo privado para todos

De manera ocasional, retírate a tu habitación o a otro lugar del hogar (como jardín o porche) para dar privacidad a la familia y para que tú también tengas tu propio espacio. Así podrás sentir relajación si pasas un poco de tiempo a solas, sin ruido. Ten un libro entre tus manos para leer, haz yoga o lo que necesites. Si sientes que las cosas están un poco tensas, entonces ve a dar un paseo o toma una siesta. Cuando regreses al círculo familiar, las cosas estarán más relajadas.

Ten una actitud positiva y evita el conflicto

Una persona con una actitud positiva es un placer estar cerca de ella. Los quejosos nunca son buena compañía. Además de ser generalmente positivos, los abuelos no deberían criticar cómo los padres hacen las cosas, incluso si la crítica está encubierta como un consejo amistoso. El consejo que suelen dar los abuelos se duplica cuando estás en la casa de tus hijos. Si el tema de la política es un problema, simplemente no hables de ello. En cambio, observa lo que les gusta hablar a tus anfitriones y dirige la conversación siempre hacia esa dirección.

Recompensa a tus anfitriones

Tener invitados en la casa, incluso a los más cooperativos, es estresante. Recompensa a tus anfitriones, aunque sean tus hijos, con una muestra de su agradecimiento. Puedes enviar un regalo a su casa después de la visita, hacerla justo antes de marcharte, etc. Nunca envíes regalos a tus nietos sin hacer también otros a los padres.

También puedes hacer algo especial durante la visita, como pagar una cena o pagar la cuenta del supermercado. Esto hará que tu estancia sea aún más positiva y que te inviten de nuevo.


Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.