Limpiezas: ¿Cada cuánto hacerlas?

Este puede que no sea uno de los artículos más entretenidos y divertidos que leerás hoy, estamos casi convencidas, pero puede que sí te sea realmente útil a la hora de organizar las limpiezas de tu casa.

Un artículo sobre limpiezas del hogar no está diseñado para entretener, seamos realistas, está diseñado para ayudar a esas personas que viven solas, a esas parejas que comparten piso, a esas familias con hijos que cada día tienen que ingeniárselas para que el tiempo cunda y de lugar a todo… Únicamente, por estas sencillas pero eficientes razones, os presentamos este artículo de hoy al que hemos titulado: “Limpiezas: ¿Cada cuánto hacerlas?”

Cuando hablamos de limpiezas en plural no sólo nos estamos refiriendo a la típica limpieza de suelos y platos que normalmente hacemos a diario, no… Nos referimos a las distintas limpiezas que hacemos tanto diariamente, semanalmente, mensualmente y hasta semestralmente en nuestro hogar. Es decir, pongamos un claro ejemplo con el que todos nos entendáis: los suelos no se limpian con la misma frecuencia que los platos, ¿verdad? Lo mismo ocurre con las persianas, ¿cierto? Pues bien, vamos a organizar por partes nuestra casa, y vamos a aconsejaros sobre cuánto tiempo debe pasar entre una limpieza y otra de cada tipo.

Limpiezas diarias

En las limpiezas diarias incluiríamos todas aquellas que sean totalmente necesarias hacerlas sí o sí cada día, por ejemplo:

  • Suelo de la cocina (si somos cocinillas y cada día hacemos nosotros mismos nuestra comida y cena, es aconsejable que el suelo de la cocina se limpie a diario.
  • Platos  y demás menaje.

Limpieza de 2 a 3 días a la semana

Estas son las limpiezas que no son tan necesarias llevarlas al día pero si con un control semanal de 2 o 3 veces:

  • Cuartos de baño.
  • Ropa sucia.
  • Barrido o pasar la aspiradora por la casa.
  • Polvo de muebles.

Limpieza semanal (1 vez a la semana)

Aquí incluiremos esas parte de la casa que limpiaremos bien una vez a la semana:

  • Cambio de sábanas de cama.
  • Suelos de toda la casa (no olvidar debajo de las camas, debajo de mesillas de noche, etc.).
  • Muebles de cocina (un recoger sencillo sin entretenerse demasiado).
  • Patios y/o zona de jardinería.
  • Cuadros y objetos de la casa que pueden contener señales de deditos o polvo.

Limpieza cada 3 meses aproximadamente

Aquí incluiremos ese tipo de limpiezas que no corren demasiada prisa y que son hechas más a conciencia, cuando disponemos de mucho más tiempo para realizarlas:

  • Armarios y cajones.
  • Interior de distintos muebles para poner tanto limpieza como orden en ellos.
  • Cortinas, persianas, edredones, cojines, etc.
  • Lámparas.

Como veis, llevando un control de las cosas podemos organizarnos mejor y no estresarnos tanto cuando toca limpieza general u ocasional. También, si vamos teniendo un orden y una limpieza diaria, nuestra casa se mentendrá cuidada de forma regular y la limpieza general que haremos cada 3 o 4 meses no será tan prolongada en el tiempo.


Categorías

Hogar

Carmen Guillén

Estudiante de Psicología, monitora educacional y con múltiples aficiones. Una de mis pasiones es la escritura y otra es ver vídeos y leer de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *